viernes, agosto 31, 2007

Como el pasado lo indica

Foto publicada en Clarín. El Turco y el Ducó. Un símbolo.

Lo que sigue es un ida y vuelta en la entrevista que Sebastián Varela del Río le hizo a Antonio Mohamed, en Clarín.

-No sé si le vamos a ganar, pero le vamos a crear arriba de ocho opciones de gol seguro. Saldremos a jugar en campo de ellos.
-¿Te hacés la cabeza con el partido?
-Desde que salió el fixture espero este partido. Es más, cuando dirigía en México veía cómo jugaban los equipos en La Bombonera. Quiero ser la excepción, atacarlos y crearles chances de gol.


Desde su nacimiento hasta principios de los 80 Huracán tenía un rasgo que lo identificaba: más allá del lugar de la tabla, más allá incluso de sus individualidades, jamás negociaba su voluntad de protagonizar. Iba a jugar al Gasómetro, a La Bombonera o al Monumental como si se tratara del Ducó, de la vieja cancha de madera o del mítico reducto de Avenida La Plata y Chiclana. Salía a jugar, a buscar, a atacar. Ahora, Mohamed reivindica ese pasado. Y eso agrada, acerca, entusiasma. Por eso no es casualidad la definición que hace de su fútbol: "El fútbol que a mí me enseñaron de chiquito es el de atacar. Por eso mis equipos van al frente de principio a fin en absolutamente todos los partidos."

Camboyanos de Patricios


Antonio Mohamed consiguió algo más importante que el ascenso y estos nueve puntos, con invicto incluido, en el Apertura: construyó cierta mística quemera. Explicó que las peores adversidades deben servir de impulso. Convenció a sus jugadores, a estos Camboyanos de Parque de los Patricios. Por eso Hugo Barrientos y Cristian Cellay meten como si en los vestuarios hubiera agua caliente. Por eso Claudio Ubeda se brinda como cuando era un pibe debutante en Central Córdoba. Por eso Franco Mendoza se entrena con pelotas desgajadas y ya lleva tres goles. Por eso todos practican entre pozos y, sin embargo, intentan jugar sin desesperar. Por eso, aunque los sueldos no son los de Boca o River y encima tampoco están al día, cada uno de ellos irá el domingo a la Bombonera por lo más valioso: por la gloria.

Publicado en Clarín.

jueves, agosto 30, 2007

Pura realidad

Las peñas de La Plata y de Quilmes produjeron cuatro murales para decorar la concentración. Este es uno de ellos.

Lo que sigue fue publicado en Olé. Dos preguntas. Dos respuestas de Mohamed. Realidad en estado puro. Aunque duela.
—¿Te vas, Turco?
—Nos van a solucionar las cosas. Carlos dijo que esta semana se iba a arreglar todo, hubo un problema de comunicación pero nos explicaron que era porque estaban pendientes del tema de Larrivey. Dijimos lo que pensábamos y ellos también. Están intentando cumplir con los sueldos y buscarán otro lugar para entrenar, por lo menos para hacer fútbol un día por semana. También solucionarán el tema del agua de los vestuarios y las pelotas. Son todas cosas solucionables. Además, el césped de la cancha cada vez está mejor, esperemos que siga saliendo el sol.
—Esto no es nuevo...
—Huracán toda la vida tuvo limitaciones. No es ni Lanús ni Arsenal. Lo tiene que aceptar la gente. Cuando ellos crecieron, Huracán estaba en la B y debió vender al Rolfi, Osvaldo, Lucho, Migliore, Andújar... Los regaló... Todos queremos que el Globo vuelva a ser el grande que era.

Más:
La venta de entradas contra Boca, en Patria Quemera.

miércoles, agosto 29, 2007

Audacia, coraje y sudor





Escribió Marcelo Argüelles, en Clarín: "Mohamed decidió jugar lo que quedaba con tres puntas y metió en cancha a un histórico como Antonio Barijho".

Sostuvo El Turco: "Siempre quisimos ganar el juego. Apostamos a atacar, mientras que ellos sólo llegaron un par de veces".

Señaló Sebastián Roldán, en Olé: "También sabe manejar los tiempos, Mohamed, como gran maestro de escena. Devolver a la cancha con la casaca del Globo a un ícono quemero como Barijho levantó a la gente. Si Huracán está donde está es por actitud".

Manifestó Ricardo Sapia, en el De Frente de Olé: "Y sigo feliz. Sigamos en este rumbo (Turco, la gente lo pide: no te vayas) y encaremos para La Boca. Vayamos con orgullo a la Bombonera, un rival y una cancha acorde con nuestra historia. No sólo no somos menos que nadie: somos los únicos invictos. No es poco".

Dijo, entusiasmado, el goleador Franco Mendoza: "Abrir el diario y ver a Huracán arriba es una cosa espectacular. Nos reíamos hace un rato. Ahora debemos poner la mente en seguir así de bien."

Sentenció Pablo Vignone, en Página/12: "La victoria de Huracán no admite discusión aunque haya sido sobre la hora y producto de un golazo de tiro libre de Alan Sánchez cuando parecía empate clavado".

Rememoró Nicolás Espineira, en Patria Quemera: "Recordemos que historias así que terminan de la mejor manera, no era algo usual en el mundo Huracán. En la B Nacional veíamos varías historias similares, pero que finalizaban todas igual: mal. Hoy los vientos han cambiado y el Globo remonta vuelo en el mejor de los lugares: la Primera División".

Todo este es Huracán hoy. Un estado de ánimo. Audacia, coraje y sudor.

Ese grito

Apertura, quinta fecha: Huracán 3-Argentinos 2. Hoy, ahora, otra vez. Ese tiro libre de Alan Sánchez --a casi nada para el final-- fue, para todos los quemeros, un momento para recordar. Resultó la certeza de que somos protagonistas de nuevo, más allá de mil adversidades y de algún rumor que lastima. Y en ese puño al viento del padre de este presente (El Turco, claro) se apretaban toda esa ilusión creciente del contorno. Y en ese grito de todos, ya final, ya inmodificable, brotó un tributo: gracias jugadores quemeros por este miércoles feliz. Y por la disfonía de mañana.

El mejor: Hugo Barrientos.
El peor: Walter Coyette.

Así estamos:
En el Apertura
En los promedios
El fixture

martes, agosto 28, 2007

1944: Mellone hace gritar a Huracán

Atilio Mellone fue uno de los grandes delanteros y uno de los mejores extranjeros de la historia de Huracán. Jugó en 1944 y se despidió en 1945. Este paraguayo potente y aguerrido disputó 33 encuentros e hizo 30 goles en el fútbol argentino. Fue el máximo anotador en esta temporada. Un apropiado heredero de Masantonio.


En la primera fecha, Huracán logró su mayor goleada de la historia en el clásico frente a San Lorenzo: 5 a 1. Sucedió en la cancha de Ferro, en Caballito. En la imagen, el paraguayo Mellone, quien debutó esa tarde. Curiosamente, el máximo anotador de esa temporada no marcó ningún tanto ese 16 de abril de 1944.

El final de cuatro derrotas seguidas impidió que Huracán se subiera otra vez al podio. Fue, al margen del séptimo puesto final, un muy buen año para el equipo. No sólo por algunos momentos en la liga, sino también por el nuevo título: la Copa Competencia Británica.

A pesar de no jugar de local en Parque de los Patricios (a consecuencia de la construcción del Tomás Ducó), Huracán goleó a tres de los cinco grandes en la cancha de Ferro, el estadio donde mayormente jugó de local. Allí, en la primera fecha, tuvo el mejor inicio de toda su historia: goleó 5-1 a San Lorenzo, en lo que configuró la máxima goleada en el clásico. Además, venció 4-0 a Racing y 4-1 a La Máquina de River, subcampeón de este año.

Hubo un rasgo en la campaña: la capacidad para llegar al gol. Convirtió 80 goles en 30 partidos, apenas dos menos que el campeón Boca, que contó con la delantera más eficaz de la temporada. Y en esta particularidad mucho tuvo que ver el Atilio Mellone, el máximo goleador de 1944. Sólo otros tres jugadores consiguieron tal laurel: Guillermo Dannaher, en el título de 1921; Eduardo Ricagni, en 1952; y Miguel Brindisi, en el Metropolitano de 1972. Pero el sólo hecho de mencionar quiénes terminaron detrás del delantero paraguayo definen su épica consagración: Mellone convirtió 26; Angel Labruna, 25; Rinaldo Martino y Luciano Agnolín, 21; y Rubén Bravo y Ricardo Infante, 19.

Y esa facilidad para llegar al gol contrastó con ciertas fragilidades defensivas, más allá de la jerarquía de su arquero (Bruno Barrionuevo) y de sus backs (Jorge Alberti y Carlos Marinelli). Huracán fue, con 72 tantos recibidos, el segundo equipo más vencido en el año. Por eso, a lo largo de la temporada, no resultó extraño que se dieran algunos resultados inusuales: 5-5 frente a Platense; 6-3 a Banfield; 5-3 a Newell's, 3-5 contra River; y 3-6 ante Chacarita.

Y este año llegó el último título oficial hasta 1973: la Copa Competencia Británica, una competición tradicional de la década del 40, donada por el embajador del Reino Unido en Argentina. Huracán eliminó a Vélez (2-1), San Lorenzo (4-3) y a Newell's (4-1). Y el 9 de diciembre, en el Gasómetro, El Globo se impuso a Boca por 4-2. Y festejó un hito: por tercera vez en su vida y por segundo año consecutivo, Huracán daba una vuelta olímpica en el césped de la cancha del archirrival. Un episodio suficiente como para que este 1944 resultara memorable.

Campaña**:
Séptimo*. G 13; E 5; P 12 / GF 80; GC 72.
*Igualado con Atlanta.
**Además, consiguió otro título emblemático de la década del 40: la Copa Competencia Británica, que se disputó entre este año y su inconclusa edición de 1948. En la final, jugada el 9 de diciembre, Huracán venció 4-2 a Boca, en el Gasómetro.

Posiciones:
1. Boca 46 pts.
2. River 44 pts.
3. Estudiantes 39 pts.

Figuras:
1. Atilio Mellone, delantero. Goleador del campeonato.
2. Juan Carlos Salvini, delantero.
3. Emilio Baldonedo, inside.
3. Norberto Méndez, inside.
3. Oscar Corzo,defensor.
3. Manuel Giúdice, centrojás.

Partidos para la historia:
1. 16/4: Huracán 5-San Lorenzo 1. Partido imborrable: fue la máxima goleada de Huracán en toda la historia del clásico. El partido se jugó en la cancha de Ferro, donde el club hizo usualmente de local, mientras se construía el Tomás Ducó.
2. 19/9: Huracán 4-River 1. Uno de los mejores triunfos ante el más campeón del fútbol argentino, segundo este año. Una nueva demostración de que La Máquina no asustaba a Huracán.
3. 12/7: Huracán 4-Racing 0. Brillante victoria ante La Academia. El encuentro se jugó en Caballito, en donde ese año Huracán consiguió tres goleadas ante los grandes.

Plantel: Jorge Alberti (27, 3); Emilio Baldonedo (22, 14); Rubén Banchero (5, 1); Bruno Barrionuevo (24); Enrique Brusatti (1); Pedro Castillo (2); Oscar Corzo (21); Alberto Crotti (1); Orlando Espeche (2); Adolfo Gilli (5); Manuel Giudice (29, 3); Antonio Lentini (5); Carlos Marinelli (23); Atilio Mellone (28, 26); Norberto Méndez (30, 10); Edgardo Quiroga (1); Redondo (1); Plácido Rodríguez (20, 3); Julio Rosales (1); Alfredo Runzer (1, 1); Juan Carlos Salvini (28, 12); Roberto Sbarra (10); Llamil Simes (8, 1); Jorge Titonell (24) y Delfín Unzué (11, 2).

lunes, agosto 27, 2007

Más de cien veces adelante

Apertura, quinta fecha: Huracán-Argentinos. El partido entre Huracán y Argentinos será el número 102 entre ambos en el Profesionalismo. Antes, entre 1922 y 1930, jugaron ocho veces (6-1-1 para Huracán). Y también disputaron dos encuentros en la B Nacional, en la temporada 03/04 (dos triunfos de Argentinos). Sumando los 111 partidos, Huracán ganó 47 y Argentinos se impuso en 31 oportunidades.
Las últimas dos veces que se enfrentaron hubo carácter de final. Fue en la Promoción de 2006, aquel dolor. El primer partido, en Parque de los Patricios terminó 1-1. La revancha, en La Paternal, finalizó 2-2. Así, Argentinos consiguió la permanencia en la A y evitó que Huracán ascendiera.

Más:
La web de Argentinos.

domingo, agosto 26, 2007

Una actuación de Primera

Apertura, cuarta fecha: Rosario Central 0-Huracán 1. Por si quedaban dudas respecto de si este equipo estaba a la altura de las circunstancias, en Rosario disipó todas las inquietudes. Por dos razones fundamentales:
1) Ese primer tiempo para el aplauso, en el que fue a buscar sin fijarse la cara del rival ni el contorno. Quiso la pelota, la tuvo, la manejó bien y generó situaciones como para liquidar el partido. Sólo convirtió una.
2) El coraje y la entrega comprometida de todos para sostener el resultado, sobre todo en el segundo tiempo.
Además, hubo otros detalles valiosos de la actuación: apareció con toda su seguridad Marcelo Barovero, clave para la victoria; y Angel Puertas demostró que tiene con qué para jugar en Primera.
En suma, para quien tenía dudas, el mensaje quedó claro: El del Turco Mohamed es un equipo de Primera.

El mejor: Marcelo Barovero.
El peor: Walter Coyette.

Más:
El comentario, en Clarín y en Olé.
¿Qué pasará con Larrivey?, en Patria Quemera.
Boca, con la lógica del ventajero, en Patria Quemera.

Así estamos:
En el Apertura
En los promedios
El fixture

viernes, agosto 24, 2007

El teatro de Arroyito

René Houseman llegó a Huracán para la pretemporada de 1973. Era un desconocido para el fútbol de Primera. Venía de ser campeón de Primera C con Defensores de Belgrano, el año anterior. Y su primer año fue una demostración de maravillas, sobre todo en la primera rueda. Jugó 11 años en el club, hasta 1983. Disputó 266 encuentros (séptimo en la historia) y convirtió 108 (es uno de los cinco jugadores que marcó más de 100 goles en el profesionalismo para Huracán).

Aquel 6 de mayo de 1973 sucedió un hecho único en la historia del Gigante de Arroyito: un equipo visitante se fue aplaudido por su actuación. Los hinchas de Central, luego del 5-0, le rindieron tributo a ese equipo de arranque colosal y mágico en el Metropolitano. Ese encuentro, perteneciente a la undécima fecha fue también un hito en la campaña del equipo que luego sería campeón. La mayor ovación de la tarde, de todos modos, fue para El Loco Houseman, quien luego de gambetear a cada defensor de Central que se cruzó en el camino, construyó una pared con Roque Avallay y definió al ángulo. Fútbol puro... "Nunca volvería a suceder", cuenta Héctor Hugo Cardozo, columnista de Clarín y conocedor en detalle de la vida y entretelones de ese estadio.

Más:
El fútbol hecho fantasía, por Pedro Uzquiza y Oscar Barnade, en Clarín.

jueves, agosto 23, 2007

Ventaja mínima y visitas malditas

Apertura, cuarta fecha: Rosario Central-Huracán. Huracán tiene ventaja en el historial frente a Rosario Central. El de este sábado será el 116° encuentro entre ambos equipos. Hasta el momento, Huracán suma 42 victorias, 33 empates y 40 derrotas.
Central debutó en Primera el 16 de marzo de 1939. Y su rival fue Huracán, que lo goleó 5-1, en Parque de los Patricios. Incluso, la primera visita a Arroyito, también terminó en victoria quemera por 2-0.
El último encuentro entre ambos fue el 2 de mayo de 2003, por la fecha 11 del Clausura: ganó Central 2-1, en el Ducó. En el Apertura, se habían enfrentado en la ciudad de Fontanarrosa y hubo empate: 2-2.
Sin embargo, Huracán tiene dificultades en los últimos tiempos en cada visita a Arroyito: ganó sólo un partido en los últimos 20 años (2-0, el 3 de marzo de 2002, con goles de Alberto Godoy y Daniel Montenegro). En ese lapso, además, empató siete encuentros y perdió cuatro.

Más:
La web de Rosario Central.

miércoles, agosto 22, 2007

1943: Entre festejos y despedidas

Huracán, en 1943. Arriba: Martinez, Giúdice, Barrionuevo, Marinelli, Titonell y Alberti. Abajo: Unzué, Méndez, Guerra, Simes y Plácido Rodriguez. La base del equipo que finalizó cuarto y que obtuvo el título en la Copa Adrián Escobar.

Este fue un año muy significativo en la historia de Huracán. Resultó el principio del adiós para Herminio Masantonio y el primer año lejos de la vieja y entrañable cancha de madera. Y fue otro buen ejemplo de consolidación del protagonismo, más allá de cierta irregularidad. Y hasta permitió un nuevo título: la segunda Copa Adrián Escobar, en la tercera final consecutiva.

El Mortero de Ensenada jugó apenas cuatro partidos para Huracán en este 1943. Y se fue a Defensor Sporting, de Montevideo, a mitad de año. Allí, también lo recuerdan con aprecio a Masantonio: con un gol decisivo del crack argentino, el violeta se mantuvo en la máxima categoría. En 1945, regresaría a Huracán para despedirse definitivamente del club, a los 35 años.

En la liga, a pesar de no contar con la cancha propia (por remodelación) y de merodear la localia entre el Gasómetro y Ferro, el equipo consiguió un cuarto puesto muy valioso, a pesar de que siempre estuvo lejos de la pelea por el título, que se llevó Boca. Y lo hizo sin Masantonio. Para eso recurrió a dos goleadores fantasma de la historia de Huracán: los entrealas Ramón Florentino Guerra y Alberto Estanislao Crotti. El primero jugó en Huracán entre 1939 y 1945, siempre a la sombra de otros cracks. En total hizo 30 goles en 69 partidos. Y fue el máximo anotador del plantel en este campeonato: 10 goles en 17 encuentros. Lo de Crotti es aún más curioso: apenas disputó 12 partidos e hizo 9 goles para Huracán, su único club de Primera, entre 1938 y 1944. Es uno de los promedios de gol más altos de la historia del club.

Huracán tuvo vaivenes en su recorrido por la temporada. Fue el último en ganarle al Boca campeón (3-1, en el Gasómetro, por la séptima fecha), pero también fue víctima de derrotas inesperadas (0-1 ante Platense; 1-2 contra Atlanta). El campeonato sirvió para el debut de otro crack: Llamil Simes, quien disputó 14 encuentros e hizo dos goles.

El acceso a la Copa Adrián Escobar permitió defender el título y construir otro precioso hito: como en 1933, en la Copa Consuelo Beccar Varela, Huracán dio la vuelta olímpica en el Gasómetro. Sucedió el 11 de diciembre, ante Platense. Fue empate sin goles y se resolvió con la reglas de esa competición: por corners. Y en esa instancia ganó Huracán 4-1. Era la tercera final sucesiva de Huracán en la Adrián Escobar ("un título oficial del fútbol argentino, más allá de sus particularidades de disputa", sostiene el periodista e historiador Oscar Barnade). Era también una suerte de abrazo colectivo a modo de homenaje al Gran Herminio.

Campaña**:
Cuarto*. G 13; E 5; P 12 / GF 52; GC 51.
*Igualado con Estudiantes.
**Además, este año Huracán repitió el título en la Copa Adrián Escobar, disputada por los siete equipos mejor clasificados de la temporada. Tras eliminar a River y a Independiente, definió el trofeo ante Platense, el 11 de diciembre, nada menos que en el Gasómetro.

Posiciones:
1. Boca 45 pts.
2. River 44 pts.
3. San Lorenzo 35 pts.

Figuras:
1. Jorge Alberti, back.
2. Carlos Marinelli, back.
3. Bruno Barrionuevo, arquero.
3. Ramón Guerra, delantero.
3. Jorge Titonell, half.

Partidos para la historia:
1. 30/5: Huracán 3-Boca 1. Huracán festejó su mejor triunfo en el Gasómetro. Esa fue la última derrota del Boca campeón de este año. Hubo 65.000 personas en la cancha. Una suerte de la reedición del gran clásico de la década del 20.
2. 30/6: Gimnasia La Plata 0-Huracán 4. Gran triunfo como visitante ante un rival al que este año Huracán avasalló. En las revanchas, volvió a ser triunfo quemero 5-2, como local en Ferro. Resultó uno de los mejores triunfos de Huracán en La Plata, en toda la historia.
3. 19/9: Huracán 3-Independiente 2. Buena victoria de Huracán ante Independiente, en Caballito, como local. Fue una manera de poner el buen nombre en su lugar tras la goleada sufrida en Avellaneda, en la primera rueda, por 6-2.

Plantel: Jorge Alberti (30, 3); Emilio Baldonedo (21, 4); Bruno Barrionuevo (29); Oscar Corzo (12); Alberto Crotti (5, 5); Adolfo Gilli (2); Manuel Giudice (26, 1); Ramón Guerra (17, 10); Antonio Lentini (1); Carlos Marinelli (28, 1); Carlos Martínez (11); Herminio Masantonio (4); Norberto Méndez (17, 4); Rubén Perdomo (19, 5); Plácido Rodríguez (18, 4); Juan Carlos Salvini (21, 8); Roberto Sbarra (6); Llamil Simes (14, 2); Jorge Titonell (30) y Delfín Unzué (17, 4).

martes, agosto 21, 2007

Rosario imposible



Hay una dificultad, entre varias otras, para Huracán en las últimas dos décadas: jugar en Rosario, sobre todo en la A. En los últimos 20 años, el equipo sólo ganó dos veces en 24 visitas frente a los dos grandes rosarinos, Central y Newell's.
La primera de ambas victorias tiene algunas curiosidades: suecedió el 2 de julio de 1990, por la tercera fecha del Apertura. Ese día, Huracán se impuso 2-1 ante Newell's, el ganador de ese torneo y campeón de la temporada 90/91. En el Parque de la Independencia, los goles fueron convertidos por Sergio Saturno y Víctor Hugo Delgado. Pero lo más llamativo resultó el desenlace: Marcelo Bielsa --entonces un joven técnico sin antecendentes-- escuchó los únicos silbidos de su memorable historia vinculada a Newell's.
El otro triunfo sucedió el 3 de marzo de 2002, en el Clausura de ese año: 2-0 a Central, en Arroyito, con goles de Alberto Godoy y Daniel Montenegro. Esa torneo fue el último destacado de Huracán en Primera: dirigido por Miguel Brindisi y con el dúo Rolfi Montenegro-Lucho González, el equipo finalizó cuarto.
De las 24 visitas, al margen de los dos éxitos, Huracán empató ocho partidos y perdió 14. La última visita fue el 5 de octubre de 2002, a Arroyito. Y hubo empate: 2-2, con goles de Sergio Comba y Alejandro Alonso. Contra Central, rival del sábado por este Apertura 2007, Huracán jugó 12 veces en estas últimas dos décadas malditas: un triunfo, siete empates y cuatro derrotas.
Al margen de estas visitas desencantadoras y de este largo período de protagonismo escaso o nulo, Huracán aventaja en el historial a sus rivales rosarinos. En el profesionalismo le lleva dos partidos a Central (42-33-40) y cuatro a Newell's (43-30-39), equipo contra el que, en el Amateurismo, perdió el partido decisivo de la Copa Ibarguren de 1921 (0-3) y al que venció en la final de 1922 (1-1 y 1-0).

lunes, agosto 20, 2007

De vasos llenos y vacíos



Hay formas distintas de ver el presente de Huracán al cabo de las tres primeras fechas. Se puede ser pesimista y decir que no se ganó, que costó llegar al gol, que el equipo jugó de mayor a menor y que ante rivales "accesibles" sólo se consiguieron tres puntos de nueve. Todo eso es cierto. Pero también hay otro modo, más optimista, pero de ningún modo ajeno a la realidad. Y ese modo optimista se vincula con el espíritu de este blog quemero. Lo que siguen son las razones:

Las razones del juego.
1) Huracán fue el mejor equipo de los cuatro ascendidos, más allá de los puntos que cada uno sumó. No es un detalle pequeño, considerando el objetivo de mínima: la permanencia.
2) El equipo juega en todas las canchas sin resignar la posibilidad del triunfo. Y eso es más que un motivo de orgullo; se trata de una reivindicación: el sueño de máxima jamás se debe negociar.
3) De acuerdo con el ping-pong de Estudio Fútbol de TyC Sports (un valioso recurso para evaluar la capacidad de llegada de cada equipo), Huracán produjo 21 llegadas y recibió 15 en los tres partidos que disputó: contra Arsenal, 7-2; ante Lanús, 7-9; y frente a Tigre, 7-4. Un síntoma.

Las razones de los números.
1) No se perdió. Y eso, sumado a lo exhibido en la Promoción, resulta la certeza de que Huracán está a la altura de Primera.
2) Antonio Mohamed, como DT de Huracán, lleva 7 partidos de Primera invicto: los dos de la Promoción 06 ante Argentinos (1-1 y 2-2), los dos de la Promoción 07 contra Godoy Cruz (2-0 y 3-2) y los tres empates de este Apertura. Un detalle que agrada, al margen de su alcance recortado.
3) Huracán sólo recibió dos goles en el torneo. El comienzo del Apertura demostró que, a pesar de ciertas dudas previas, jugar con tres en el fondo no atenta contra la capacidad defensiva del equipo.

Las razones de la historia.
1) Arsenal sigue sin poder ganarle a Huracán en cinco partidos (dos triunfos en el Ascenso y tres empates en Primera).
2) El 1-1 con Lanús no permitió romper la racha de 12 años sin ganar en Guidi y Arias. Pero tuvo más que ver, en cuanto a la actitud, con las particularidades que construyeron la paternidad histórica (Huracán sigue 15 partidos arriba en el historial general).
3) Tigre, con el reparto de ceros, lleva más de cinco décadas sin ganarle a Huracán en el Ducó, en Primera.

domingo, agosto 19, 2007

El Ducó de los pozos

Imagen de un territorio africano, en Mauritania. Si el campo de juego del Ducó no lo cuidan, en breve, tendrá un aspecto similar.

Lo que sigue lo escribió Marcelo Argüelles, en Clarín. Refiere al campo de juego y al partido contra Tigre. Y es inevitable coincidir: en un campo de juego así, no se puede jugar.

"Huracán-Tigre o la insoportable levedad del no ser en la fría tarde de ayer en Parque Patricios. Lo mejor fue el marco de las hinchadas, el colorido que se vio en ambas cabeceras y en la platea Alcorta, porque en el castigado campo de juego ambos entregaron muy poco".


Y la situación preocupa, claro. No se trata de una impresión sólo de los periodistas. Ya lo dijeron el técnico Antonio Mohamed y un referente como Hugo Barrientos. Para jugar bien hay que disponer de un terreno apropiado.

Lo mejor fue el contorno

Foto de la hinchada de Huracán, frente a Tigre. En Clarín.

Apertura, tercera fecha: Huracán 0-Tigre 0. Lo mejor de este empate de juego escaso, cancha poceada y goles ausentes estuvo en el contorno. Lo que sigue fue publicado en Clarín. Se trata de un espejo del sentimiento quemero:

"En la popular local, esa que lleva el nombre de un prócer popular y quemero como Oscar Natalio Bonavena, cerca de 18.000 hinchas reciben al equipo como si en esta tarde de la tercera fecha del Apertura se estuviera jugando la última chance por obtener su sexto título de liga en la historia: tras la gloria de la década del 20 (1921, 1922, 1925 y 1928) y de la magia de 1973. Para ellos se trata de una final, como aquel desencanto sin explicaciones posibles frente a San Martín de San Juan o como aquel desahogo precioso frente a Godoy Cruz, en la Promoción".

El mejor: Cristian Cellay.
El peor: Omar Zarif.

Más:
El comentario, en Clarín, en Olé y en Patria Quemera.

Así estamos:
En el Apertura
En los promedios
El fixture

sábado, agosto 18, 2007

Al ataque

La imagen pertenece al primer festejo de Federico Nieto en Glasgow Rangers. Sucedió el 1° de octubre de 2005, frente al Dunfermline. Ese año, Nieto jugó la Champions League, en la que el equipo británico accedió a los octavos de final, donde lo eliminó el Villarreal de Juan Román Riquelme. De todos modos, Fede no consiguió continuidad: jugó seis partidos e hizo tres goles.

Lo que sigue fue publicado hoy en Clarín. Un reconocimiento para un equipo que va, que busca, que quiere. Además de Federico Nieto, Mohamed pondrá otros cinco jugadores para atacar. Hoy, ahora, en breve, está la chance de corroborarlo frente a Tigre:
"Huracán buscará frente a Tigre su primera victoria en el Apertura, luego de dos empates (1-1 ante Arsenal y 1-1 contra Lanús) tras su regreso a la A. El partido se disputará en el estadio Tomás Ducó, desde las 15.10, y lo televisará TyC Sports.
Y Huracán tratará de conseguir ese objetivo con una apuesta ofensiva. Antonio Mohamed, el técnico, dispondrá de seis jugadores más de ataque que de defensa: los volantes Omar Zarif y Federico Poggi, quien ingresará por Walter Gómez; los enganches Walter Coyette y Alan Sánchez, quien reemplazará al suspendido Cristian Sánchez Prette; y los delanteros Franco Mendoza y Federico Nieto."


Más:
La previa, en Patria Quemera.

viernes, agosto 17, 2007

Una paternidad de 92 años

Apertura, tercera fecha: Huracán-Tigre. La historia de este partido comenzó hace 92 años: en su segundo año en la máxima categoría, en 1915, Huracán goleó 4-0 a Tigre, en la vieja cancha de Avenida La Plata, pero en una curiosa condición de visitante de acuerdo con el calendario determinado por la Asociación. Ese partido inicial quedó como un anticipo de lo que vendría: la superioridad quemera. En los ocho partidos que disputaron en la Era Amateur, el equipo de Parque de los Patricios se impuso siempre (hizo 19 tantos y sólo recibió 4). Ya en el Profesionalismo, se enfrentaron en Primera (48 partidos: 26-10-12) y en la B Nacional (14 encuentros: 8-0-6). Teniendo en cuenta todos los partidos que jugaron, Huracán aventaja a Tigre por 24 encuentros (42-10-18).
En la A no se enfrentan desde el 6 de julio de 1980: entonces, se impuso el Globo 5-1. Ese año, el club de Victoria descendió a la segunda división. De todos modos, se enfrentaron en las últimos dos temporadas de la B Nacional. En la 2005/06, Huracán ganó 2-1 en el Ducó y Tigre, 2-1 en su cancha. En tanto, la última temporada, por el Apertura Tigre venció por primera vez en el Ascenso a Huracán en su cancha (2-1, con gol decisivo de Román Martínez). Y en el Clausura, en Victoria, ganó el equipo del Turco Mohamed (1-0, con gol de Claudio Ubeda).
En la máxima categoría, Tigre lleva más de medio siglo sin ganarle a Huracán en Parque de los Patricios. La última vez que festejaron Los Matadores fue el 2 de mayo de 1954 con aquel equipo en el que se destacaban Miguel Rugilo, Héctor De Bourgoing y Ernesto Cucchiaroni.

Más:
La web de Tigre.

jueves, agosto 16, 2007

1942: Más brazos en alto

Huracán ganó la Copa Adrián Escobar y se metió en el podio de la temporada junto a River y a San Lorenzo.

Este 1942 fue un gran año para Huracán. Fue protagonista central en el campeonato y obtuvo la Copa Adrián Escobar. Y hubo más: fue el principal (casi el único) verdugo del campeón River en la temporada. En la primera rueda, en Parque de los Patricios, igualaron 1-1. Y en la segunda, de visitante, Huracán se impuso al equipo millonario, que acababa de dar la vuelta olímpica en La Boca, la fecha anterior. Y después, en la final de la Copa Adrián Escobar, Huracán se tomó revancha del año anterior y venció al bicampeón de la liga por 2-0, otra vez de visitante. La Máquina de Muñoz o Deambrosi, Moreno, Pedernera, Labruna y Loustau no pudo ese año contra Masantonio, Baldonedo, Méndez, Alberti y compañía.

Huracán, además, tuvo un notable cierre de campaña, después de algunos altibajos: ganó los cinco encuentros finales (2-0 a Independiente, 3-2 a Atlanta, 5-1 a Lanús, 2-1 a River y 3-1 a Gimnasia).

Y en la última fecha sucedió un episodio para el recuerdo: el 22 de noviembre, ante el equipo platense, Huracán se despidió de su vieja cancha de madera. Casi como si se tratara de una obligación con la historia el Gran Herminio marcó el último gol en ese entrañable reducto quemero.

Ya finalizado el campeonato, se disputó la Copa Adrián Escobar, el tradicional trofeo de los años 40 que reunía a los siete mejores equipos de la temporada. En la primera ronda, Huracán eliminó a Newell's por diferencia de corners (4 a 2) luego de igualar sin goles, en la cancha de San Lorenzo. En las semifinales, se jugó el clásico contra nuestro archirrival: luego del alargue, se impuso 1-0 Huracán, en el Monumental. El partido decisivo se disputó el 1 de diciembre contra River. El 2-0 ante La Máquina fue el perfecto cierre de un año para el aplauso. Con la última escena como testimonio: Huracán con los brazos en alto.

El diario El Mundo y su cobertura del empate de Huracán frente a Boca (1-1). Allí retrata una realidad de ese tiempo. Indica que el duelo entre ambos tiene una categoría "de clásico, que merecidamente ostenta". Los archirrivales de la Asociación Argentina seguían siendo tales en los años cuarenta.

Campaña*:
Tercero. G 14; E 9; P 7 / GF 62; GC 49.
*Además, este año Huracán ganó la Copa Adrián Escobar, disputada por los siete equipos mejor clasificados de la temporada. Eliminó a San Lorenzo (1-0 en alargue) en las semifinales y venció al campeón de la liga, River, en la final (2-0, de visitante, el 1 de diciembre).

Posiciones:
1. River 46 pts.
2. San Lorenzo 40 pts.
3. Huracán 37 pts.

Figuras*:
1. Herminio Masantonio, delantero**.
2. Emilio Baldonedo, inside.
3. Norberto Méndez, inside.
3. Carlos Marinelli, back.
3. Manuel Giudice, centrojás.
*Además, Jorge Alberti fue titular en la Selección subcampeona del Sudamericano de Montevideo, disputado este año.
**En 1942, el Gran Herminio tuvo un destacado desempeño con la Selección en el Sudamericano. Fue el goleador del torneo con siete tantos y participó (con cuatro goles en 16 minutos) de la máxima goleada en la historia del equipo nacional: 12-0 a Ecuador, el 22 de enero, en el Centenario.


Manuel Giúdice era un centrojás emblemático de su tiempo, un luchador inquebrantable del mediocampo. Le decían El Colorado. Llegó a Huracán en 1939, procedente de Córdoba, y se fue en 1944, transferido a La Máquina de River. Con el Globo en el pecho disputó 155 partidos y convirtió 16 goles. En el club fue campeón de la Copa Adrián Escobar en 1942 y en 1943 y de la Copa Competencia Británica en 1944. También actuó en Platense y en el Deportivo Cali. Luego, fue un destacado entrenador en Independiente y en Vélez, entre otros clubes.

Partidos para la historia:
1. 14/11: River 1-Huracán 2. Huracán consolidó su buena campaña al ganarle al campeón a la fecha siguiente en que se consagró en el superclásico ante Boca. No sólo eso: en los tres partidos que jugaron este año, River no pudo con Huracán. Hubo dos triunfos quemeros (el otro, 2-0 en la final de la Copa Adrián Escobar) y un empate (1-1 en la primera rueda, en Parque de los Patricios).
2. 28/6: Independiente 2-Huracán 4. Gran triunfo como visitante ante un rival al que este año Huracán tuvo decididamente de hijo. En las revanchas, volvió a ser triunfo quemero 2-0, en Parque de los Patricios, el 25 de octubre.
3. 5/4: Huracán 4-Newell's 1. Notable comienzo ante uno de los protagonistas centrales de las últimas temporadas (tercero en 1941 y cuarto en 1942). Fue un anticipo de la buena campaña.
3. 22/11: Huracán 3-Gimnasia La Plata 1. Por la última fecha, Huracán consiguió su quinta victoria sucesiva. Fue el último partido en la vieja cancha de madera.

Plantel: Victorio Adamo (10 partidos); Jorge Alberti (18, 2); Emilio Baldonedo (30, 14); Bruno Barrionuevo (28); Rogelio Barrios (1); Juan Bongiovanni (4); Enrique Brusatti (1); Alberto Crotti (3, 2); Adolfo Gilli (13); Manuel Giudice (25, 1); Ramón Guerra (3, 1); Ramón Ledesma (2); Máximo Lobaton (10); Carlos Marinelli (28); Carlos Martínez (12); Herminio Masantonio (24, 16); Norberto Méndez (29, 7); Rubén Perdomo (14, 3); Plácido Rodríguez (21, 5); Juan Carlos Salvini (9, 6); Roberto Sbarra (4); Jorge Titonell (25) y Delfín Unzué (16, 5).

miércoles, agosto 15, 2007

De refuerzos y de optimistas


Si bien la idea de Mohamed es mantener la base que consiguió el ascenso, llegaron 15 refuerzos. En el primer partido ante Arsenal (1-1 en el Ducó) y en el segundo ante Lanús (1-1 en Guidi y Arias) fueron titulares seis futbolistas que estuvieron la temporada pasada. Y en estas dos fechas ya debutaron ocho refuerzos: Marcelo Barovero (arquero; ex Rafaela), Leandro Díaz (mediocampista; ex Boca), Walter Gómez (lateral; ex Rafaela), Federico Nieto (delantero; ex Verona), Franco Mendoza (delantero; ex Atlante), Andrés Franzoia (mediocampista o delantero; ex Boca), Omar Zarif (mediocampista; ex Chicago) y Alan Sánchez (enganche; ex Platense). Además se sumaron: Nicolás Castro (mediocampista; ex Al Ahly, de Arabia Saudita), Antonio Barijho (delantero; ex Independiente), Sebastián Díaz (defensor; ex Central Español), Luciano Varaldo (delantero; ex Central Córdoba de Santiago del Estero), Angel Puertas (defensor; ex Platense), Leonardo Romero (delantero; ex Acassuso) y Juan Manuel Ortiz Prieto (delantero; ex Peñarol). Por lo que se vio y lo que sugieren los nombres, de acuerdo con la encuesta realizada por Patria Quemera, la gente es muy optimista. El juego y algunas actuaciones sirven de aval. Al menos, por ahora.

Más:
Todos los detalles de los refuerzos y de las incorporaciones, en Patria Quemera.

martes, agosto 14, 2007

El peso de la camiseta


Lo que sigue lo escribió mi amigo y columnista de Clarín, Héctor Hugo Cardozo, en ocasión del ascenso de Huracán, para el suplemento especial al respecto. Se titula "El peso de la camiseta". Se trata de una reflexión muy valiosa, para tener siempre en cuenta:
"Volver de algún lado, siempre se vuelve. Se puede volver una, dos, cien veces. La cuestión es cómo se vuelve. De qué manera se emprende el retorno. Y Huracán volvió como se debía, haciéndole un guiño a su trascendente pasado. Reconquistando su lugar, el derecho a jugar en Primera, con clase, con hidalguía. Y demostrando, como es habitual en este mundo de la pelota, que se puede sufrir, llorar, amargarse, por las caídas pasajeras, pero que la historia sigue. Y sigue. Y da revancha, satisfacciones. Alegrías. Felicidad. Y que la grandeza está más allá y muy por encima de las buenas o malas circunstancias por la que atraviesan los clubes en su vida diaria.
Huracán regresa con el honor de respetar el buen juego y a la pelota. Necesitó de un hijo pródigo como Antonio Mohamed para encabezar la marcha y conducir la tropa futbolera. Una marcha que arrancó en la temporada pasada y que se frustró en aquellas dos infartantes finales con Argentinos Juniors. Y ahora penó en San Juan hace poco más de una semana, pero se puso de pie y le pasó el trapo a uno de los equipos más complicados de la división superior. Ese mérito debe resaltarse.
Pero hay un dato que no debe dejarse nunca a un costado. Que suele tener un valor clave en estos choques decisivos, donde se define a suerte y verdad; los colores de la camiseta. No importa que Huracán haya jugado sus últimos años en el ascenso. Su gente se mantuvo fiel, porque así como los éxitos suman fiestas, las penurias nunca derrumban los sentimientos puros. Y porque los colores tiran, pesan, suelen tener un rol determinante en situaciones extremas. Y la camiseta de Huracán arrastra años de presencia. Con la gloria de sus comienzos y el linaje que le añadieron sus inolvidables cracks al fútbol argentino.
Es tiempo de jolgorio en Parque Patricios y en cada uno de los rincones en donde palpita el corazón de sus hinchas. Huracán es noble por nacimiento y merece codearse con los otros nobles. Y porque a Huracán, como a cualquiera de los clubes que fundaron el fútbol, ningún tropiezo le significará que pueda perder el pasado. De aquí en adelante, entonces, afrontará diferentes desafíos, tendrá que superar otros escollos. Pero está curtido, Huracán. Seguramente los golpes lo fortalecieron y emprenderá este nuevo destino con los mismos sueños de sus fundadores. Tal vez sea la hora de la refundación, para que los buenos momentos se sucedan y le haga honor a la camiseta. Como se debe, claro".

lunes, agosto 13, 2007

Punto a punto

Apertura, segunda fecha: Lanús 1-Huracán 1. Lo que sigue es un tramo del comentario publicado por Olé, en su edición del lunes. Un reconocimiento a este Huracán del Turco Mohamed que apuesta a jugar, más allá de circunstancias, escenarios y rivales:
Por Fernando Otero
Huracán conoce el estigma del ascensor, esa secuencia de ascenso y descenso que se le recuerda desde tribunas ajenas. También sabe de estirpes distinguidas, como aquella conquista singular, por número y estilo, de 1973. Lejos de aquel prestigio, pero cerca de la voluntad de aquellos tiempos, este nuevo retorno a la A no lo ha puesto en un cruce de caminos, en el que un recorrido se opone a otro. Ayer dejó en claro que su propósito de permanencia no le marca una supervivencia a costa de un ensayo de buen juego.
En dos semanas, los del Turco Mohamed pasaron por exámenes diversos, de la ciencia aplicada de Arsenal a la fantasía animada de Lanús. En los dos arrancó igual, con desventaja prematura, y en los dos reaccionó de idéntica manera, con empate inmediato y, sobre todo, con un conjunto parado más allá del medio, una línea de tres real —el enunciado mucha veces no se verifica en la cancha— y volantes resueltos a llegar al fondo. Sirve lo de Huracán, porque remite a la confianza renovada a buena parte de la nómina que consiguió el ascenso y al ojo baqueano del técnico para sumar refuerzos con un presupuesto acotado. Aclaración urgente: el Globo no voló a alturas espaciales; es más, Lanús, por oficio conocido, una vez acomodado se movió con fluidez natural. Lo de Huracán resalta por una decisión que sólo fue flexible desde la mitad del segundo tiempo, cuando renegar de un empate parece ingenuidad antes que convicción a ultranza.


El mejor: Hugo Barrientos.
El peor: Walter Coyette.

Más:
El comentario, en Clarín.
El análisis de Mohamed, en Olé.

Así estamos:
En el Apertura
En los promedios
El fixture

El gol del empate para Huracán, luego del 1-0 de Diego Valeri.

sábado, agosto 11, 2007

Agosto, un mes de definiciones


Agosto será un mes clave, que puede marcar el rumbo de Huracán en el Apertura. Se jugarán cinco partidos, tres de ellos en el Ducó. Y cada uno de estos partidos será ante rivales que, en principio, no estarán entre los que sumen más puntos en la temporada. Más: contra todos ellos Huracán tiene historial favorable. Ahora, después del empate ante Arsenal (1-1, en Parque de los Patricios) quedan otros cuatro encuentros en este mes:

2a. fecha: Lanús, en Guidi y Arias. Historial general*: 54-22-37.
3a. fecha: Tigre, en el Ducó. Historial general*: 42-10-18.
4a. fecha: Central, en Arroyito. Historial general*: 42-33-40.
5a. fecha: Argentinos, en el Ducó. Historial general*: 47-33-31.
*El historial incluye todos los partidos disputados en Primera durante el Amateurismo y el Profesionalismo y en el Ascenso.

Luego, por la sexta fecha, Huracán enfrentará a Boca --campeón de América-- en La Bombonera. Será el domingo 2 de setiembre. Ese día puede ser un cita histórica para el club de Parque de los Patricios: la última victoria ante el archirrival de la década del 20 fue en 1980 (4-1). Llegar con el sólido respaldo de una buena cosecha de puntos en agosto, permitirá afrontar este primer clásico con la autoestima firme y la chance sólida de construir un domingo memorable.

viernes, agosto 10, 2007

El mensaje de los costados

Breve video del recibimiento del equipo frente a Arsenal.

El impulso nació en el tramo final del Clausura 07 de la B Nacional. Pudo haber sido en La Plata, ante Defensa y Justica. Pero me quedó la sensación de que la primera gran señal del idilio de este equipo con la gente sucedió en Mar del Plata. A esa altura ya no había lugar para las dudas: con un equipo al que casi todas las posibilidades parecían dejarlo fuera de la segunda final, el hincha copó el José María Minella. Y tuvo su premio: la cita decisiva contra San Martín de San Juan. Entonces, hubo convocatoria de final: con tribunas llenas en el Ducó y con entradas agotadas en el Hilario Sánchez. Pero a partir del despojo en el encuentro revancha, de ese dolor, se consolidó el vínculo. Porque hubo un respaldo notable en el partido de ida de la Promoción, ante Godoy Cruz en Parque de los Patricios. Y porque Mendoza, después, escuchó el estruendo del regreso quemero, en el Malvinas Argentinas. Y porque, ya en Primera, en esa tarde que se hizo noche contra Arsenal, el domingo, también hubo un Ducó a pleno. Y siempre más allá cuestiones climáticas o geográficas y de la televisación. El mensaje es claro: este equipo del Turco, más allá de los resultados (exitosos, claro), transmite mística. Y la gente responde con su presencia, con sus viajes y con militancia inclaudicable. Por eso, el espacio que Lanús ofrezca en la cancha de Guidi y Arias estará lleno. El mensaje merece y necesita constancia.

Más:
La venta de entradas, en Patria Quemera.
Entrevista a Federico Nieto, en Olé.

jueves, agosto 09, 2007

Una amplia ventaja recortada

Apertura, segunda fecha: Lanús-Huracán. El Globo tiene una importante ventaja sobre Lanús en el historial de Primera: le lleva 15 partidos, incluyendo los seis enfrentamientos que se disputaron en la Era Amateur. En total, en la máxima categoría, jugaron 105 veces: 50 triunfos de Huracán, 35 de Lanús y empataron en 20 ocasiones. El club sureño es, además, junto a Tigre y a Banfield, el rival de esta temporada al que mayor ventaja le sacamos en el profesionalismo (14 encuentros).
El primer encuentro se desarrolló en 1920, en Parque de los Patricios, y fue empate 2-2. Y el último se jugó el 20 de junio de 2003, en el Ducó. Y fue victoria visitante por 3-1 con dos goles de Rodrigo Díaz y uno de Bustos Montoya; Daniel Garipe --de penal-- descontó para Huracán.
De todos modos, los encuentros más recordados entre ambos clubes fueron los que jugaron por la permanencia de la temporada de 1949, en un larguísimo desempate de cuatro partidos y mucha polémica que derivó en el descenso de Lanús. Los dos equipos habían igualado en el último lugar de la tabla con 26 puntos (uno menos que Boca y Tigre). Y había que determinar cuál de los jugaría en Primera B en 1950. En el primer encuentro de esta serie, jugado el 18 de diciembre, ganó Huracán 1-0 en la cancha de San Lorenzo. En el segundo, seis días después, venció 4-1 el Granate, en Independiente. En el tercero, ya en febrero de 1950, otra vez en San Lorenzo, igualaron 3-3. Y en el cuarto y definitorio partido, el 16 de febrero en la cancha de River, cuando Huracán ganaba 3-2 y quedaban 10 minutos para el final, Lanús se retiró del campo de juego. La AFA determinó su descenso. Desde entonces, el Globo es uno de los rivales más antipáticos para Lanús.
La racha reciente, sin embargo, favorece a Lanús: lleva 12 partidos sin perder con Huracán, con 8 triunfos (4 seguidos) y 4 empates. Ultima victoria quemera: 2-1 por el Clausura 96, en el Ducó. Y en la cancha de Guidi y Arias, Huracán lleva 7 encuentros sin vencer, con 5 derrotas y 2 empates. La última victoria allí fue hace más de una década: 1-0, en el Clausura 95. Por eso, esta visita tiene también la posibilidad del reencuentro con una paternidad histórica.

Más:
La web de Lanús.

miércoles, agosto 08, 2007

1941: Con rol protagónico

Huracán, en 1941. Arriba: Carlos Martínez, Gilli, Barrionuevo, Marinelli, Titonell y Alberti. Abajo: Unzué, Guerra, Masantonio, Baldonedo y Plácido Rodríguez. Este año, por primera vez, el club juntó en el mismo plantel a tres de sus máximos ídolos: Norberto Méndez (no aparece en esta formación), Emilio Baldonedo y Herminio Masantonio. Para los dos primeros significó además la posibilidad de compartir el equipo con su ídolo. Y desde el fondo apuntalaba otro símbolo: Jorge Alberti, el futbolista con más presencias en la historia del club.

Esta temporada tuvo algunos hitos valiosos pero no tan recordados en la historia de Huracán. En la liga, realizó una campaña decorosa que comenzó de modo brillante y terminó con altibajos. Al cabo, el equipo fue quinto igualado con Independiente (sexto, si se considera la diferencia de goles). Pero hubo otros episodios trascendentes que se desarrollaron este año:
1) Huracán se impuso 2-1 a Independiente en el encuentro de desempate para determinar al ganador de la primera rueda de 1939, cuando el equipo de Parque de los Patricios realizó una campaña colosal.
2) También disputó otro encuentro de repechaje para decidir al subcampeón de aquel torneo de 1939. Y fue un 3-3 frente a River, en la cancha de Chacarita. Los goles del Globo fueron convertidos por Méndez y por Masantonio, en dos oportunidades. El encuentro tuvo tiempo suplementario, pero no definición por penales. En consecuencia, la condición de subcampeón quedó compartida. Un detalle que le agrega relevancia a este encuentro: en 1941, River se consagró campeón.
3) A consecuencia de haber finalizado quinto, Huracán accedió a una plaza para jugar la Copa Adrián Escobar (en la que competían los siete equipos mejor clasificados del campeonato). Y en esa competición accedió a la final, luego de vencer a Independiente (1-0) y a Newell's (2-1). Pero el 2 de noviembre, como visitante, Huracán cayó 1-0 ante River y se tuvo que conformar con el segundo lugar.
Al margen de esos hitos, el campeonato de 1941 lo tuvo a Huracán como protagonista central en el comienzo (arrancó, por ejemplo, con seis puntos de seis y 10 goles a favor). Pero luego, preso de derrotas inesperadas y de su propia irregularidad, se desvaneció la posibilidad de luchar por el título. Hubo otro estigma en la campaña: las derrotas en el clásico ante San Lorenzo. Ambas fueron por goleada: 2-5, de visitante, el 20 de abril; y 0-3, de local, el 10 de agosto. Estos dos partidos significaron uno de los tres peores años de Huracán ante el archirrival del barrio, junto a 1959 (1-4 y 3-6) y a la temporada 02/03 (doble 0-4).
Sin embargo, se dio el gusto de vencer al River campeón (2-1, en Parque de los Patricios), en la quinta fecha, y de quedar como líder. Se trató de un domingo feliz y, sobre todo, de una señal de vigencia del protagonismo quemero.

Campaña:
Quinto*. G 14; E 6; P 10 / GF 57; GC 48.**
*Igualado con Independiente.
**Además, este año Huracán disputó dos partidos correspondientes a la temporada de 1939: en el desempate por el ganador de la Primera Rueda, venció a Independiente (2-1); y en el repechaje para determinar al subcampeón de ese año igualó frente a River (3-3). En este 1941, terminó quinto junto a Independiente, que tuvo mejor diferencia de goles.

Posiciones:
1. River 44 pts.
2. San Lorenzo 40 pts.
3. Newell's 38 pts.

El estupendo Jorge Alberti, el futbolista que más veces defendió el Globo de Newbery. Nada menos.

Figuras:
1. Herminio Masantonio, delantero.
2. Jorge Alberti, back*.
3. Norberto Méndez, inside.
3. Emilio Baldonedo, inside.
3. Rubén Perdomo, half.
*Tuvo asistencia perfecta en la Selección que se consagró en el Sudamericano de Santiago, en este año. El equipo nacional, conducido por Guillermo Stábile, obtuvo puntaje ideal (cuatro triunfos en cuatro partidos).

Partidos para la historia:
1. 6/4: Independiente 1-Huracán 3. Gran victoria en Avellaneda, por la segunda fecha. Había debutado con otro éxito relevante (3-0 a Central, en Parque de los Patricios). Y en la tercera jornada, se impuso 4-2 a Lanús. A esa altura era líder con puntaje ideal.
2. 27/4: Huracán 2-River 1. Huracán consolidó su protagonismo en el inicio del campeonato: como local, por la quinta fecha, derrotó al que luego sería campeón. El equipo venía de perder el clásico frente a San Lorenzo (2-5, en Avenida La Plata).
3. 19/10: Gimnasia La Plata 0-Huracán 3. Notable triunfo de Huracán en el Bosque, por la 29a. fecha.

Plantel: Victorio Adamo (1 partido); Jorge Alberti (23); Emilio Baldonedo (17, 12); Bruno Barrionuevo (17); Oscar Corzo (5, 1); Adolfo Gilli (18); Manuel Giudice (23, 3); Ramón Guerra (20, 10); Ramón Ledesma (14); Carlos Marinelli (21); Carlos Martínez (21); Herminio Masantonio (22, 19); Norberto Méndez (27, 6); Luis Novo (4); Rubén Perdomo (23, 2); Plácido Rodríguez (23, 4); Juan Carlos Salvini (3); Roberto Sbarra (17, 2); Jorge Titonell (31) y Delfín Unzué (11).

martes, agosto 07, 2007

El gol que nos faltó estaba en Italia

Video del triangular que ganó Cagliari con goles de Larrivey.

A Huracán le faltó un gol para derrotar a Arsenal, en el regreso a Primera, el domingo. No hay dudas. En el ataque fue bueno lo de Federico Nieto y aceptable --al menos en el primer tiempo-- lo de Franco Mendoza. Pero faltó empujarla, meterla, como sea, en cualquier rebote, con la rodilla, como entrara. Estuvieron cerca los dos, pero no entró ninguna. Y casi simultáneamente, pero no casualmente, en Italia Joaquín Larrivey ya está empezando a pagar con goles su transferencia al Cagliari, de la Serie A. Queda la inevitable sensación de añoranza. Y una impresión: en este Apertura de bajo vuelo, con él y con Mauro Milano Huracán hasta se podría animar a pelear por el más grande de los objetivos. Se lo comenté hoy a Héctor Hugo Cardozo, columnista de Clarín. Asintió con la cabeza. Y dijo sólo una palabra, con naturalidad: "Seguramente..."

Más:
Larrivey, goleador sin fronteras, en La Gazzetta dello Sport.

lunes, agosto 06, 2007

El calor quemero

Esta es la tapa del suplemento Líbero, de Página 12. En el epígrafe, un justo reconocimiento a la presencia quemera en el regreso a Primera. Dice: "Sólo Racing y la hinchada de Huracán le pusieron un poco de calor al domingo frío". Hubo unas 20.000 personas en el Ducó, a pesar del clima adverso y de la televisación. Una demostración de convocatoria.

Faltó un gol

El gol del 1-1, a través de Walter Gómez, de tiro libre.

Resumen del partido, en TN.

Apertura, fecha 1: Huracán 1-Arsenal 1. Los aplausos finales no resultaron una casualidad: fueron un tributo justo para el Huracán del regreso a la A. Porque más allá del 1-1 frente a Arsenal, el equipo de Antonio Mohamed tuvo una actuación decorosa, actitud de primera y la sensación de que el triunfo era una consecuencia acorde a sus méritos. En suma, a la fiesta del contorno le faltó un gol para ser la fiesta de todos.
Huracán, además, mostró ese carácter combativo y audaz nacido en los tramos decisivos de la temporada pasada. Hubo compromiso de parte de todos los integrantes del equipo en la recuperación de la pelota y voluntad de ir a buscar la victoria siempre. Más: también brotó la impresión de que están convencidos de que así se debe jugar en Primera. Sobre todo ante rivales como Arsenal, proclives a la lucha, a la reducción de espacios y al roce. Sucede que el equipo de Gustavo Alfaro conoce su libreto en detalle y lo aplica a rajatabla. Ayer, en el Ducó, no hubo excepción: fue austero en el juego, pragmático en la propuesta e invariablemente incómodo.
Y la respuesta anímica frente a la adversidad fue otro rasgo de Huracán en la noche del regreso. Porque a los 19 segundos y sin tocar la pelota, ya estaba en desventaja a consecuencia de una jugada colectiva bien resuelta por Sebastián Carrera. Y no lo desacomodó ese golpe. Fue. Intentó. Asumió el rol que le impone su historia. Y a los 6 minutos, por ese tiro libre de Walter Gómez que rozó en la barrera, empató.
No hubo inhibiciones frente al Arsenal copero, que llegaba con el precioso antecedente de la mejor campaña de sus cincuenta años. Siguió insistiendo. Y coqueteó con el triunfo, sobre todo en los primeros 20 minutos del complemento. Lo tuvieron Federico Nieto, Franco Mendoza y Cristian Sánchez Prette. Pero siempre aparecieron las seguras manos de Mario Cuenca. Después, a los 37, le tocó sufrir un instante el gol anulado a José Ulloa (por un dudoso off side). Sucede que también de padecimientos está construida la vida de Huracán. Esa que ayer tuvo un nuevo capítulo de Primera.

Publicado en Clarín por el autor del blog.

El mejor: Claudio Ubeda.
El peor: Leandro Díaz.

Más:
Huracán según El Turco, en Olé.
El comentario, en Olé.
El análisis, en Página 12.

domingo, agosto 05, 2007

La fiesta de todos

Breve video del recibimiento del equipo.

Por Julio Chiappetta, periodista de Clarín*
Allí estaban... Máximo Federici, Herminio Masantonio, Agustín Alberti, Delfín Unzué, Guillermo Stábile, Angel Chiessa, Jorge Alberti, Cesáreo Onzari, Emilio Baldonedo. Todos ellos tienen su rinconcito en lo alto de la platea Miravé, anoche vacía, todavía inhabilitada, como los ex dirigentes Luis Seijo y Jacinto Armando. Allí estaban todos ellos junto a Jorge Newbery, el que le dio vida a ese sueño de un grupo de jóvenes del barrio de Pompeya -vecino a Parque de los Patricios-, en su mayoría alumnos del colegio Luppi, hace casi un centenar de años. Allí estaban todos ellos junto a los inolvidables Ringo Bonavena y Julián Centeya. Allí estaban todos ellos junto a Tucho Méndez, quien falleció cuando estaba en Primera, y Pipo Rossi, quien se fue a habitar una estrella antes de ver el tercer ascenso del Globo. Allí estaban todos ellos junto al Turco (Mohamed) y al Inglés (Babington), técnico y presidente actuales, ciudadanos ilustres del enorme país quemero.
Es que toda La Quema dijo presente. Allí estaban casi veinte mil almas de Patricios, Pompeya, Soldati, Lugano, Villa Diamante, Almagro y Barracas, el mítico bar de Caseros y Rioja, todos con un globo rojo pintado en la piel, sobre la tetilla izquierda. ¿Frío? El corazón estaba más caliente que nunca. Ese corazón que casi se paraliza a los 19 segundos pero que 6 minutos más tarde le dio toda la adrenalina posible a un grito que fue explosión, como se gritan esos goles que marcan historia: con alma y vida. Con el desahogo de esos cuatro años "juntando" espera. Con las lágrimas de los viejos y, también, de los jóvenes que le dieron la bienvenida a un grande del fútbol argentino que volvió a ocupar el lugar de Primera que merece. Por historia, por tradición, por barrio, por cultura, por los cracks que brillaron con su blanca camiseta.
Es cierto que Huracán tuvo su época de oro en el amateurismo, cuando obtuvo los títulos de 1921, 1922, 1925 y 1928, lo que le valió la consideración de equipo grande. Hasta la llegada del profesionalismo, Huracán era el cuarto equipo que más campeonatos había conseguido. Aunque, en la era profesional, el único logro fue el de 1973, con Babington en la cancha (junto a Brindisi, Carrascosa, Houseman, Avallay y compañía) y Menotti en el banco.
En 1946, el teniente coronel (RE) Tomás Adolfo Ducó, vicepresidente de la AFA, logró incluir a su club en el grupo de elite que conformaban River, Boca, Racing, Independiente y San Lorenzo, como el sexto grande. Pero sus tres descensos posteriores a esa vuelta olímpica del 73 pusieron en cuestión ese lugar. Más todavía cuando clubes como Vélez o Estudiantes lograron más títulos locales e internacionales.
Pero nadie le puede quitar que tiene al tercer goleador de la historia (Masantonio). Que tres de los cinco máximos goleadores del profesionalismo jugaron en Huracán (Erico e Infante, además del citado Masantonio). Que es el cuarto club en construir su propio estadio de cemento. Que Onzari convirtió el primer gol olímpico. Recuerdos que no se van a borrar. Como el de anoche...

*Junto a él y a Sebastián Varela del Río me tocó cubrir el regreso de Huracán a la A.

Publicado en Clarín.

Hoy puede ser un gran día


Huracán regresará a Primera hoy, domingo 5 de agosto de 2007. Será frente a Arsenal. Se trata de mucho más que un simple partido en el calendario. Es un reencuentro de todos los quemeros con un espacio de pertenencia. Con esa sensación de protagonismo averiada en las últimas dos décadas, más allá de mágicas resurrecciones. Se trata también de un compromiso colectivo: consolidar al Globo acá, en su lugar, en la A. Porque Huracán es de todos. Porque este domingo, que puede ser un gran domingo, también es de todos.

Más:
El anuncio del partido, en Clarín

viernes, agosto 03, 2007

Por todos ellos

Video histórico: los rostros de los que hicieron grande a Huracán, de los que fueron dejando esa huella indeleble, ya casi centenaria, que ahora hay que seguir.

Hoy, ahora, estamos otra vez en Primera. Por ellos. Por todos ellos somos un club de Primera. Por los que supieron continuar la impronta de Jorge Newbery, aquel benefactor e inspirador imprescindible. Por los que se abrazaron en la maravillosa década del 20. Por Guillermo Stábile y Cesáreo Onzari, próceres quemeros para siempre. Por Herminio Masantonio y Emilio Baldonedo, cracks de los 30 y de cada día posterior. Por Tucho Méndez, símbolo de los 40. Por Atilio Mellone y Eduardo Ricagni, que pusieron sus nombres en lo más alto de la tabla de goleadores. Por Pipo Rossi y Sebastián Viberti, patrones y caudillos. Por las presencias estelares, más allá de la fugacidad, con Alfredo Di Stéfano como punto de referencia. Por los mágicos 70, de René Houseman, de Miguelito Brindisi y El Inglés Babington. Por los que la lucharon después como Claudio Morresi, Claudio Cabrera y el Negro Herrero. Por los que pusieron el pecho en días difíciles como el Turco Mohamed, Héctor Cúper y Víctor Delgado. Por los que vinieron después y no se fueron nunca, como Rolfi Montenegro y Lucho González. Por los que ahora nos pusieron en Primera, como Joaquín Larrivey y Mauro Milano... Por los que el domingo, ante Arsenal, tratarán de seguir la huella.

jueves, agosto 02, 2007

Arsenal nunca pudo


Apertura, primera fecha: Huracán-Arsenal. Jugarán su quinto partido en el historial general y el tercero en Primera. En la A se enfrentaron en dos ocasiones. Y fueron empates: 2-2 en el Apertura 2002 y 0-0 en el Clausura 2003. Antes, se habían disputado otros dos encuentros, pero en la B Nacional: Huracán ganó 4-1, en el Ducó, por el Apertura 1999 y se impuso 2-0, de visitante, en el Clausura 2000. En esa temporada, además, el equipo que dirigía Carlos Babington ascendió a Primera, tras una notable campaña.

Más:
La web de Arsenal.

miércoles, agosto 01, 2007

Sin desenlaces imposibles


"Me provoca desagrado el hecho de que Huracán deba renovar siempre su plantel por el fracaso del año anterior. Todavía no sé cómo quedará integrado el equipo hasta que no se definan las compras y las ventas que se realizarán".

La frase pertenece a César Menotti y fue publicada por el diario La Opinión el 15 de febrero de 1973. Un puñado de meses más tarde, Huracán era campeón con uno de los equipos más memorables de la historia. Invita a una reflexión: incluso las circunstancias adversas no deben inhibir la ilusión genuina del objetivo más ambicioso. En definitiva: no hay gloria sin osadía. Y el domingo, ante Arsenal, en el regreso a Primera, cada quemero irá al Ducó con el imprescriptible sueño de comenzar a protagonizar otra campaña para la historia, para la eternidad. Más allá de cualquier circunstancia.

Más:
El informe sobre las inhibiciones, en la página oficial
Se suma Leandro Díaz, en Patria Quemera
El posible equipo frente a Arsenal, en Soy Quemero
La ventaja residual del pase de Lucho González al Real Madrid, en Soy Quemero