viernes, noviembre 09, 2007

Nuestro Patrimonio Histórico

Imagen tomada por la revista El Gráfico el día del primer partido en el Tomás Ducó: 4-3 a Boca, el 7 de setiembre de 1947, por la vigésima fecha. En esa ocasión se vendieron 44.010 entradas.

Hace 60 años, ahí, en Amancio Alcorta y Luna, con aquel 4-3 frente a Boca por el campeonato de 1947, el Tomás Adolfo Ducó pasó a ser una certeza. Ahora, en estos días de complicaciones y recomposiciones vinculadas con nuestro escenario, surgió una noticia que entusiasma: "Bajo el expediente Nº 62548-2005 se pidió que se declarara Patrimonio Historico y de Proteccion Estructural al Estadio y se transformo en el proyecto 1489-j-2007 impulsado por la legisladora Teresa De Anchorena, el mismo fue aprobado por unanimidad en la Comision de Planeamiento Arquitectonico y Paisajistico que la diputada preside y por la Comision de Planeamiento Urbano cuyo director es el Sr. Juan Manabella, ahora queda solamente se sancione la ley en el recinto.
Esta catalogación posibilita entre otras cosas, la protección del estadio contra cualquier inhibición y además desgrava en hasta un 65% las contribuciones de alumbrado, barrido y limpieza. Ademas de que El Gobierno del Ciudad debe aportar y colaborar con su mantencion. Todo esto esta en la Ley Nº 1227 y su reglamento"
, señala Patria Quemera.
Se trata de un acto de justicia para un lugar emblemático del Sur de la Ciudad de Buenos Aires, que supo de eventos deportivos y culturales, que representa una resistencia, que significa un punto de referencia insoslayable de un barrio de tangos fundacionales, que habla de añoranzas de un Buenos Aires que sabía de otros ritmos y que, sobre todo, es un lugar de pertenencia de nuestro porteñísimo Huracán.