miércoles, noviembre 30, 2011

Un papelón


Copa Argentina, 32avos. de final: Huracán 0(3)-Excursionistas 0(4), en Catamarca. Ni más ni menos que lo que se vio: un auténtico papelòn. Huracán quedó eliminado frente a un equipo de la Primera C. Una falta de respeto al Globo de Newbery. Una demostración inequívoca de que no hay equipo para el pronto regreso a la máxima categoría.

La primera vez en Catamarca


Huracán jugará por primera vez en la provincia de Catamarca. Ni en los viejos Nacionales (disputados entre 1967 y 1985) ni en las diez temporadas en la B Nacional ni en ninguna otra ocasión, el Globo de Newbery se presentó oficialmente en esta provincia de la zona andina. Ahora, la Copa Argentina permitirá la posibilidad de un nuevo idilio como tantos otros que brotaron por el paìs, sobre todo en aquellos años veinte de gloria y de seducciòn.


El estadio Ciudad de Catamarca -sede del encuentro frente a Excursionistas, por los 32avos. de final de la Copa Argentina- se encuentra en la zona norte de la capital provincial y cuenta con capacidad para 16.500 personas sentadas y se estimó una inversión cercana a los 40 millones de pesos para su construcción.

"Esta obra no sólo va a servir para la práctica del fútbol, sino que podrá ser escenario de otras disciplinas deportivas o de actividades culturales", dijo el ministro de Obras y Servicios Públicos, Juan Acuña, a la agencia de noticias Télam. El funcionario contó también que el estadio cumple con todas las exigencias actuales de AFA y de la FIFA para ser considerado un estadio de primera categoría.

Además, en el interior del estadio, funciona el Instituto de Alto Rendimiento Deportivo de Catamarca, destinado a varias disciplinas deportivas al margen del fútbol.

Más:
Por una Copa más, en la Página Oficial.

martes, noviembre 29, 2011

"No jodamos con la Copa"

Huracàn obtuvo su séptimo título de Copa en 1944, en la Competencia Britànica. La final fue un 4-2 frente a Boca, en el Gasómetro de Avenida La Plata. Ahora, va por La Octava.

"No jodamos con la Copa". La frase la escuché al salir de la platea Alcorta, tras la victoria 1-0 frente a Chacarita. Llovía apenitas, pero importaba poco. La pronunció un hincha -militante Quemero, conocedor como pocos de la historia del club- y se referìa a una realidad: Huracán debe darle relevancia a la Copa Argentina. No sólo porque representa dinero, prestigio y la posibilidad de acceder al àmbito internacional desde la segunda categoría (un detalle jamás acontecido en el fútbol argentino), sino porque es un modo de reivindicar la historia de Huracàn en sus conquistas coperas.
En la Copa Argentina 2011/12, Huracán irá tras los pasos de su octava Copa Oficial de la AFA. Las siete anteriores fueron: Copa Estímulo (1920), Copa Ibarguren (1922 y 1925), Copa Consuelo Beccar Varela (1933), Copa Adrián Escobar (1942 y 1943) y Copa Competencia Británica (1944). Repasar los rivales y muchas de sus circunstancias y convocatorias de esos partidos es una manera de entender el valor que tenían y que nuestra propia pereza fue degradando (sirve de preciso ejemplo al respecto, el recorte del diario El Mundo que ilustra este texto).
Por eso ahora, desde este inminente partido frente a Excursionistas, por los 32avos. de final, es tiempo de poner las cosas en su lugar. Y de volver a creer y a generar aquel protagonismo copero del Globo de Newbery. Nada menos.

Mañana: Huracán-Excursionistas, en Catamarca. Por los 32avos. de final de la Copa Argentina. Desde las 19.30. Televisa Canal 26. Para verlo on line: click acá.

lunes, noviembre 28, 2011

Una primavera en Brasil

Sebastián Viberti, en la tapa de El Gráfico, en los años 60. Fue un protagonista clave de aquel tiempo, de un Huracán consolidado en Primera pero con protagonismo escaso en la pelea grande. Sin embargo, en aquellos dìas de contrataciones relevantes, de muchos clásicos perdidos y de realidad de mitad de tabla, el Globo de Newbery anduvo por Brasil y dejò su huella. El siguiente mail me llegó al Blog hace algunos meses. Lo mandó Mauricio Neves, periodista e historiador del Internacional de Lages. Huracán, también presente en Brasil; también haciendo historia.

Olá.

Lamento o descenso do Huracán. É o único time argentino que já jogou em minha cidade, Lages. Foi no dia 27 de novembro de 1966.
O Internacional de Lages, então campeão do estado de Santa Catarina, recebeu o Huracán para a inauguração do Estádio Vermelhão.
Este ano publicarei a história do Internacional em livro. Terá uma foto do Huracán.
Abraços e longa vida ao Huracán.

Mauricio Neves.

PS: o jogo de 1966 foi o seguinte:

Internacional 0x1 Huracán (Argentina)
27 de novembro de 1966 – Inauguração do Vermelhão
Estádio Vermelhão – Lages
Árbitro: José Carlos Bezerra

Inter*: J. Batista, Nicodemus, Leoquídio, Setembrino e Carlinhos; Dair e Osvaldo (Roberto Caramuru); Zezé, Ricardo, Puskas e Anacleto (Abílio).
Huracán: Raúl Navarro, Jorge Ginarte, Juan Carlos Devoto e Ernesto Jauregui; Viberti e Tarchini; Tedesco, Tito Gómez, Eladio Zarate (Nogara), Raúl Poncio e Caballero.

Gol: Caballero aos 35 do 2° tempo.


Más:
Algunos detalles de Inter de Lages, en Wikipedia.

domingo, noviembre 27, 2011

Ese regreso que es grito y entusiasmo



Volvió Javier Cámpora, el goleador del último torneo de Primera. Volvió con el Globo de Newbery en el pecho. VOlvió a su modo: con un gol. Y con un agregado: sirvió para ganar y para que resucite el entusiasmo. Está claro que no es poco...

sábado, noviembre 26, 2011

Sonreímos, que no es poco


Temporada 11/12 - B Nacional, Decimosexta Fecha: Desamparados 0-Huracán 1, en San Juan. Sobre la hora, con lo justo, sin brillos, austero. Pero notablemente valioso: con otro gol de tres puntos, con el regreso importantísimo de Javier Cámpora, otra vez con el arco de Lucas Calviño en cero, con un Cristian Leiva cada vez más sólido, con una defensa correcta y con un Luciano Nieto que pide espacio. Así, Huracán sum{o su segunda victoria sucesiva. Así, otra vez, el regreso express es un horizonte posible.

Así estamos:
En la tabla
En los promedios
El fixture

viernes, noviembre 25, 2011

¿Se acuerdan de Barcos?



El mismo Hernán Barcos que tantas contradicciones representaba en tiempos de Huracán -por su juego curioso, por su andar ocasionalmente torpe, por sus golazos de asombro- es ahora una celebridad del fùtbol de Ecuador. Se destaca en la Liga (ayer le convirtió los dos tantos a Vélez, en el 2-0 por las semifinales de la Copa Sudamericana), suma títulos y ya lo quieren nacionalizar para que juegue para el seleccionado amarillo. Cosas del fútbol...

domingo, noviembre 20, 2011

A pesar de la lluvia...



Huracán, en el Ducó, ante la oscuridad temprana y la lluvia inminente. A pesar de todo, el festejo de la victoria ante Chacarita.

sábado, noviembre 19, 2011

Un grito, todo eso



Centro de Pablo López, cabezazo de Mauro Villegas, un gol, un grito de tres puntos. Apenas eso. Todo eso.

Un respiro


Temporada 11/12 - B Nacional, Decimoquinta Fecha: Huracán 1-Chacarita 0, en el Ducó. Para enterrar fantasmas recién nacidos, para recuperar la autoestima del equipo y el entusiasmo de los hinchas, para empezar de nuevo, para que las expectativas de un 2012 feliz no se rompan antes de que empiecen, para respirar profundo y tomar aire y fuerza. Para todo eso, más allá del juego, sirvió esta victoria. Nada menos.

Así estamos:
En la tabla
En los promedios
El fixture

Rodrigo Lemos, avanza por la derecha. Una modesta opinión del Blog sobre el lateral: sin dudas, merece la titularidad. Porque es patrimonio del club, pero sobre todo porque rinde, cumple y es el mejor en su puesto.

viernes, noviembre 18, 2011

Antes del tobogán



Clausura 2010, en Primera. Fecha 10: Huracàn 2-Chacarita 0, en el Ducó. Un equipo razonable, que no brillaba, que no encantaba, pero que sumaba y no se complicaba. Parece tan lejos. Fue hace tan poco. Justo antes de este tobogán al que nos empujaron las malas conducciones.

Mañana: B Nacional 11/12, fecha 15: Huracán-Chacarita, en el Ducó.

jueves, noviembre 17, 2011

Vivir el clásico



En Canal 7, detalles del Clásico de Barrio más grande del Mundo, que vive más allá de estos días de categorías distintas.

miércoles, noviembre 16, 2011

El mérito de la autocrítica



Gastón Monzón, el capitán, después de la derrota frente a Patronato. La autocrítica, un buen modo de volver a empezar.

martes, noviembre 15, 2011

De regalos, golazos y errores arbitrales



Hubo de todo en los tres goles partido ante Patronato: en el primero, otra absurda torpeza de Gastón Monzón que facilitó el tanto de Diego Jara; en el segundo, la mejor jugada colectiva de Huracán en este pésimo momento, con una estupenda definición de Cristian Sánchez Prette; en el tercero un clarìsimo off side de Franco Miranda. Así, de paso, perdió Huracán.

lunes, noviembre 14, 2011

De lo peor

Temporada 11/12 - B Nacional, Decimocuarta Fecha: Patronato 2-Huracán 1, en Paraná. Flojo. Débil. Sin ideas. Con demasiados errores. Así es este Huracán que ya perdió ocho partidos en 14 fechas, su peor campaña en la segunda categoría. Es decir, nunca el Globo de Newbery estuvo tan abajo (decimocuarto en la tabla y en zona de Promoción en los promedios).

Así estamos:
En la tabla
En los promedios
El fixture

domingo, noviembre 13, 2011

Memorias del 78

Jorge Carrascosa, figura clave del equipo de 1978.

El Nacional de 1978 fue otro episodio de protagonismo dentro de los notables años setenta para Huracàn. El equipo fue sorteado en el grupo B junto a Boca y Unión como principales candidatos a pasar a los cuartos de final y como Atlético Tucumán como posible revelación. El grupo lo completaban Patronato de Paraná, Gimnasia de Mendoza, Chacarita y Platense.
Huracán, que venìa de ser decimocuarto -junto a Estudiantes y apenas un punto sobre Vèlez- en el Metropolitano, debutó con un empate 1-1 frente a Boca, en el Ducó, en el duelo más importante de aquel 5 de noviembre.
Ese torneo tuvo un detalle: por primera vez Huracán jugó oficialmente en la provincia de Entre Rìos. El 6/12 el Globo de Newbery igualó 1-1 frente a Patronato. En la primera rueda, en Parque de los Patricios, Huracán había ganado 2-0.
Al cabo de la fase de grupos, Huracán -que estaba casi clasificado una fecha antes- finalizó segundo tras perder en la última jornada en Tucumán (1-2 ante Atlético). Así, se clasificó a los cuartos de final. Y el estupendo Talleres de ese año lo eliminó: en la ida, se impuso Huracán por 2-1 en un Ducó de fiesta; en la revancha en Córdoba ganó 3-0 el mejor Tallarín de todos los tiempos. El título se alejó en aquel 27 de diciembre en el que todo parecía posible...

///

Aquella visita a Entre Rìos no fue la única. Huracán enfrentó a otros dos equipos de la provincia mesopotámica. En el Nacional de Primera de 1984, Huracán jugó dos encuentros ante Atlètico Uruguay: el equipo -que venía de cumplir 70 años ininterrumpidos en la máxima categoría- se impuso 2-1 en Concepciòn del Uruguay y goleó 7-0 en Parque de los Patricios. Los otros dos partidos fueron en la segunda categoría: por la B Nacional 03/04, Huracán enfrentó a Gimnasia de Concepción del Uruguay, empató 1-1 de local y lo derrotó 3-1 como visitante.

Mañana: B Nacional 11/12, decimocuarta fecha: Patronato-Huracán, en Paraná. Televisado.

miércoles, noviembre 09, 2011

Así seguimos en la Copa Argentina


Ya se conocen las fechas de los 32avos. de final de la Copa Argentina. También se confirmaron las sedes. Huracán enfrentará a Excursionistas, de la Primera C, el 29/11. Y la sede quedó determinada en Catamarca (y no en Salta como se había decidido inicialmente). Ahora, hay más: en caso de pasar de ronda, el Globo de Newbery enfrentará al vencedor de Olimpo de Bahía Blanca-Central Norte de Salta en los 16avos. de final. Luego, ya en los octavos, los rivales posibles son: Boca Unidos de Corrientes, Central Córdoba de Rosario, Boca y Ramón Santamarina de Tandil. Y ojalá que luego siga el camino hacia La Octava...

martes, noviembre 08, 2011

A César lo que es de César



Por Angel Cappa
La Cámara de Diputados de la Nación rindió homenaje a César Menotti, y todos los que sentimos el fútbol que él representa, como algo nuestro, lo vivimos complacidos y reconfortados. Hubo en la historia del fútbol mundial algunos entrenadores que hicieron aportes valiosos al desarrollo de este juego, pero a mi modo de ver, hay dos que fueron los más importantes por su trascendencia. Rinus Michels desde la táctica (a partir de aquel Ajax de Cruyff y de Holanda del 74. Los equipos fueron más cortos, presionaron desde la pérdida de la pelota, y se dio mucha importancia a la tenencia de la pelota, entre otras cosas), y Menotti desde los conceptos.

Con César aprendimos a entender el fútbol desde sus entrañas. Supimos que el juego está antes que las tácticas, y que si un jugador es capaz de entenderlo puede adaptarse a cualquier sistema. Y además modificó la metodología del entrenamiento. Se entrena con conceptos del juego y según las necesidades del equipo. Método que sigue siendo moderno y que utilizan por ejemplo el Real Madrid y el Barcelona. Menotti lo viene aplicando desde hace mas de 40 años. César reune todas las virtudes de un entrenador: tiene un profundo conocimiento del juego, notable capacidad de análisis para definir los defectos y virtudes de un equipo y de un jugador, seducción con la palabra, convicción absoluta, nunca un resultado ni a favor ni en contra modifica su conducta con los jugadores, ni su interpretación de lo que se hizo bien o se hizo mal. En fin y tantas otras que hacen que los jugadores con él se sientan seguros y felices.

No es entrenar su función más notable, no obstante, sino, creo yo, su actividad como formador, casi absolutamente olvidada por la mayoría de los entrenadores en Argentina y en el mundo. Todos los jugadores que pasan por él y quieren aprender, salen mejorados, crecidos. Y no solo en lo futbolístico, sino también en la defensa de la dignidad como futbolistas. Y precisamente otra de las cosas que aprendimos con él, es defender la dignidad de nuestro oficio de entrenadores. Hacer respetar los tiempos y las condiciones de trabajo, a no ceder a presiones ni de los dirigentes ni de la gente ni del periodismo cuando la cosa no funciona, y a respetar y defender el juego en todo momento.

No se trata de ganar como sea, de cualquier manera. Se trata de jugar lo mejor posible para sentirnos dignos, orgullosos, y tener mas posibilidades de ganar, naturalmente. Sin embargo a mí lo que más me sigue asombrando de César es su volutad inquebrantable de lucha, su constancia para combatir la estupidez, el atrevimiento insolente de la ignorancia, su actitud de firmeza frente a tanta miseria de un entorno cada vez más envilecido que solo respeta el resultado. Menotti significa para todos nosotros un ejemplo para no sentirnos abatidos, una voz que nos permite seguir ilusionandonos y tener esperanza a pesar de este momento particularmente penoso del fútbol argentino.

Escuchar a Cesar es encontrar un apoyo para seguir creyendo que aún es posible un fútbol mejor en una sociedad más justa, a pesar de todo. En definitiva yo creo que el homenaje a Menotti es un homenaje al fútbol argentino, porque eso es lo que finalmente representa César como nadie. Gracias a la Cámara de Diputados por este homenaje, y gracias a Menotti porque con él aprendimos a que el fútbol es una excusa para ser felices.

Un abrazo y la seguimos.

Texto publicado por el autor en su blog, El toque de Cappa.

domingo, noviembre 06, 2011

Torpezas que cuestan puntos


Gastón Monzón y Ezequiel Filipetto, entre la ingenuidad de uno y la torpeza de otro, le facilitaron el gol a Gonzalo Castillejos. El precio fue el más caro: la séptima derrota en 13 fechas.

sábado, noviembre 05, 2011

De regalo


Temporada 11/12 - B Nacional, Decimotercera Fecha: Huracán 0-Rosario Central 1, en el Ducó. Rosario Central fue lo que quiere y lo que debe ser: un equipo de Primera. Fue al Ducó -ese escenario dificilísimo, según cuenta la historia de los rosarinos-, jugó como deben jugar los equipos con pretensiones grandes, le puso un marco apropiado desde el contorno y no se inhibió ante circunstancias adversas. Así, a pesar de quedarse con un futbolista menos a los tres minutos (por una falta grave de Matías Ballini), construyó un triunfo grande que lo posiciona como lo que es: un candidato inevitable. No brilló, pero ofreció autoridad, intensidad y convencimiento para imponerse en este duelo de Primera .

Lo de Huracán se pareció demasiado a la contracara de ese círculo virtuoso del rival. Volvió a tropezar, a ofrecer esa sensación de equipo a la deriva, de individualidades lidiando sin éxito. Como en Tucumán (0-2 frente a Atlético), el equipo de Diego Cocca comenzó a caerse a pedazos a partir del primer gol ajeno y de sus propios errores (varios de ellos inadmisibles para un equipo con intenciones de regreso rápido al lugar que le pertenece, la máxima categoría).

Fue un partido arduo, cambiante, con muchas equivociones, con dos expulsados (a los 31, también vio la roja Ezequiel Filipetto), con situaciones de peligro, con incertidumbre hasta el final. El único gol fue un retrato de ambos: de este Huracán tan proclive a torpezas (fueron eso la salida de Gastón Monzón y la pifia de Filipetto al cerrar) y de ese Central que se anima a pesar de todo (fue eso la avivada de Gonzalo Castillejos).

Antes y después del único grito, los de Rosario mostraron que saben lo que quieren, incluso más allá de esas limitaciones creativas que condicionan sus posibilidades. Los de Parque de los Patricios, en cambio, no estuvieron a la altura de lo que pretende su gente y su nueva conducción. Hubo fracasos individuales y también colectivos. Y desde el banco entregó preguntas sin respuestas: ¿Por qué Diego Cocca insiste en ubicar a Sebastián Battaglia -el mejor de sus intérpretes-sobre los costados, lejos de su puesto? ¿Es razonable sacar del equipo a Pablo López, poco después de que había demostrado ser el mejor de Huracán en el primer tiempo? ¿Tenía sentido mantener tres volantes centrales y cuatro defensores justo después de la expulsión de Ballini? ¿No era más saludable brindar un mensaje de búsqueda con un cambio en nombre de ir a buscar la victoria? Y ante ese contexto ajeno, Central edificó un triunfo ajustado y justo. No porque encantó con su juego; sobre todo porque creyó siempre que era posible. Sirve un detalle como síntoma: a los tres minutos, con un hombre menos, el entrenador Juan Antonio Pizzi reordenó el equipo sin hacer recortes en su inversión ofensiva (mantuvo a los dos delanteros y reubicó a los mediocampistas) y el resultado llegó en breve.

En ese contraste estuvo la diferencia. Ganó el que se animó; perdió el que dudó siempre. También por eso, o sobre todo por eso, así le va a este Central. Y así le va a este Huracán de desencantos.

Texto publicado por el autor del Blog, en Clarín.

Gonzalo Castillejos, el autor del único gol del partido para Central. Es un verdugo de Huracán en estos tiempos: las dos veces que lo habìan enfrentado al Globo de Newbery -con la camiseta de Lanus- el delantero convirtió y su equipo ganó. Ahora, de regreso a La Academia de Rosario, repitió su maldita costumbre.

Así estamos:
En la tabla
En los promedios
El fixture

viernes, noviembre 04, 2011

De Quemero a Quemero: Felicidades


Lo que sigue lo escribió Angel Cappa, en su Blog. Testimonio de un Quemero:

Enredado, como estuve, en cuestiones personales, casi se me pasa el nuevo cumpleaños de Huracán. Son 103 años de emociones, tristezas y alegrías, compartidas por un barrio de los de antes y miles de hinchas por todo el mundo. Yo uno de ellos, que sigue la suerte del Globo desde Madrid. Me hicieron hincha los hinchas. El cariño inmenso que recibí y sigo recibiendo de toda la gente de Huracán. Los momentos inolvidables que pasamos juntos, aquel campeonato que tuvieron que robarnos, aunque no pudieron quitarnos las emociones vividas, el placer de un equipo que supo representar nuestros sentimientos. Una etapa que quedará para siempre en el alma de cada uno de nosotros. Pero Huracán es mucho mas grande que una injusticia. 103 años del Globo invitan a la alegría y al recuerdo. Felicidades Globo, y que nunca nadie sea capaz de quitarte tu identidad que tanto nos gusta. Un abrazo para todos.

miércoles, noviembre 02, 2011

La última Copa

Imagen: de la Biblioteca Oficial de la AFA.

En 1944, Huracán obtuvo su séptima y última Copa Oficial, a nivel local: se trató de la Copa Competencia Británica de 1944. El trofeo fue donado, en nombre de la Football Association y del Reino Unido, por el rey George VI, el mismo que aparece retratado en la película El discurso del rey.
Huracán realizó un recorrido épico: eliminó a Vélez (2-1), a San Lorenzo (4-3) y a Newell's (4-1), ya en semifinales. Luego, en la cita decisiva, el 9 de diciembre, en el Gasómetro de Avenida La Plata (ahora desaparecido), el Globo de Newbery derotó a Boca por 4-2. Y se quedó con toda la gloria: por tercera vez en su vida de 36 años y por segundo año consecutivo, daba una vuelta olímpica en el césped de la cancha de su clásico rival histórico. Un año estupendo que ahora, con el nacimiento de la Copa Argentina, se transforma en un recuerdo inevitable.

Más:
Aquel equipo de 1944, en el Blog.

martes, noviembre 01, 2011

Nuestra identidad, en imágenes y en palabras



El documental de Susana Aradas, en ocasión del Centenario Quemero. Un recorrido profundo por la esencia de nuestro Huracán. Hoy, que se cumplen 103 de aquel nacimiento oficial.