lunes, abril 30, 2012

Palabras para un comienzo

Conferencia de prensa en el Ducó, después de la victoria frente a Atlético Tucumán. Héctor Rivoira, Ezequiel Filipetto y Alejandro Quintana, protagonistas centrales del triunfo. Palabras para un comienzo. Y para una resurrección.

sábado, abril 28, 2012

Dos goles, tres puntos, una recuperación



Los goles de Alejandro Quintana y de Mauro Milano para un triunfo ajustado y muy valioso. La victoria de Huracán frente a Atlético, vista desde el Canal 10 de Tucumán, que televisó el encuentro.

Al fin, este desahogo...


Temporada 11/12 - B Nacional, Fecha 31: Huracán 2-Atlético Tucumán 0, en el Ducó. Al fin, un grito. Al fin, una victoria. Al fin, esta sensación de desahogo bajo la garúa de Parque de los Patricios. Debutó Héctor Rivoira, hubo una leve mejoría en el juego y, en apariencia, otra intensidad. Ganamos, respiramos. No es poco...

Así estamos:
En la tabla
En los promedios
El fixture

viernes, abril 27, 2012

Masantonio y nosotros


Huracán, otra vez en la Feria del Libro, por quinto año consecutivo. Esta vez, con Herminio Masantonio como protagonista. El Mortero y su legado, ese coraje que ahora tanto necesitamos.


lunes, abril 23, 2012

Mensajes y dolores


Siempre hay un capítulo nuevo dentro del peor escenario de este Huracán que, por primera vez en su historia, corre riesgo de descenso a la tercera categoría. Ayer, asumió Héctor Rivoira en reemplazo de Néstor Apuzzo, tras la peor derrota de Huracán frente a Aldosivi (5-1 en Mar del Plata). En simultáneo, aparecieron pintadas en La Quemita, habitual lugar de entrenamiento. Tenían destinatarios claros: los jugadores.
El más grande y significativo de los mensajes, cerca de los vestuarios, decía: “Ganen camarilleros: dejen de robar o van a cobrar” .
El presidente del club, Alejandro Nadur, también le puso palabras a la situación: “ Para Huracán sería una tragedia perder la categoría.
Se me puso la piel de gallina y se me pararon los pelos cuando los hinchas me manifestaron su temor de que pase lo que nadie quiere que suceda, durante el partido que perdimos con Deportivo Merlo (2-1)”, expresó en el programa radial Deportivo Télam . El presidente y cada hincha y cada socio lo saben. Es el peor momento para este club que obtuvo cinco títulos en las 89 temporadas que jugó en la máxima categoría (desde su debut en 1914). Este retroceso sería la peor de todas las manchas de su vida.
Para el rescate, Rivoira tomó decisiones apenas llegado: reincorporó al plantel a Ezequiel Filipetto, Kevin Cura y Gastón Monzón, integrantes del plantel subcampeón de 2009. Ellos también saben que no hay margen de error.

Texto publicado por el autor del Blog en Clarín.

domingo, abril 22, 2012

En marcha


La peor derrota de la historia (ese 1-5 frente a Aldosivi, en Mar del Plata) sucedió en el peor momento de estos casi 104 años de vida. Huracán, por primera vez, corre riesgo de descender a la tercera categoría del fútbol argentino. Tiene cinco equipos abajo, pero está a cinco puntos (reales) del descenso directo. Para colmo, el equipo no ofrece respuestas: ganó apenas un partido de los últimos 14 que disputó. Hay más: en este plantel, que se devoró cuatro ciclos de entrenadores (Juan Amador Sánchez, Diego Cocca y los dos interinatos de Néstor Apuzzo) en menos de una temporada, no hay buen clima y se cuentan fuertes discusiones de vestuario . En suma, es el peor escenario imaginable. Con un agregado: las repetidas amenazas de la barra a los jugadores . ¿O puede ser peor? “Acá nunca se sabe”, dicen los que conocen el club bien desde adentro. Ante esta situación traumática, ya hay un elegido para el rescate: Héctor Rivoira , el único entrenador que ubicó a Huracán en el top ten de Primera tras la salida de Angel Cappa. El entrenador, que esta temporada ya dirigió a Chacarita -último en los promedios de la B Nacional- y a Olimpo -último en los promedios de la A-, se hará cargo del plantel el lunes, en el Ducó. Y debutará frente a Atlético Tucumán, por la fecha 31.
Los flojísimos resultados recientes cambiaron todos los planes: Apuzzo se iba a quedar hasta junio y luego llegaría Antonio Mohamed, el preferido de la conducción; el manager Mariano Juan ya estaba gestionando refuerzos para la próxima temporada (Mauricio Caranta, Eduardo Domínguez, Hugo Barrientos, Hernán Rodrigo López); y los dirigentes estaban tratando de reorganizar el club en el contexto del desorden heredado. Ahora, lo urgente tapó lo importante . Lógica pura. E inevitable.
La situación es preocupante para cada hincha de Huracán. Sirve de ejemplo ese mensaje vía Twitter de Daniel Osvaldo -formado en La Quemita; hoy delantero de la Roma- que ayer señalaba: “ Duele ver al Globo así... Vamos quemeros a alentar más que nunca, como siempre ”. Para curar ese dolor llega Rivoira. No es doctor ni mago. Pero aceptó el desafío...

Texto publicado por el autor del Blog, en Clarín.
 
Así estamos:
En la tabla
En los promedios
El fixture

sábado, abril 21, 2012

Rivoira al rescate


Héctor Rivoira, el Chulo, vuelve a Parque de los Patricios. Fue el entrenador de mejor rendimiento tras la partida de Angel Cappa. Ahora regresa al club del que siempre se manifestó hincha para rescatarlo del peor momento de sus casi 104 años de vida. El lunes comenzará el mini ciclo más importante de la historia de Huracán. Si Rivoira consigue la permanencia, se ganará todos los aplausos. Y un lugar en el pedestal.

viernes, abril 20, 2012

Escenas de un papelón



Los goles y los momentos destacados de esta goleada de Aldosivi, de esta humillación bajo cielo marplatense. Escenas de un papelón.

Hundidos


Temporada 11/12 - B Nacional, Fecha 30: Aldosivi 5-Huracán 1, en el Mundialista Josè Marìa Minella de Mar del Plata. Un dolor, otro más. Se trata de la peor derrota de la historia de Huracán (por la amplitud, por la circunstancias y por las consecuencias). Y, sobre todo, resulta una mancha de las más grandes de estos casi 104 años de historia. Huracán no tuvo fútbol ni solidez ni personalidad. Y ahora tampoco tiene técnico (Néstor Apuzzo renunció tras la caìda y el caos en el vestuario). Hay algo peor que todo eso: la sensación es que estamos hundidos. Y necesitamos que alguien nos rescate. Urgente.

Saúl Laverni, el árbitro del partido en Mar del Plata. También partìcipe necesario de la caída de Huracán. Con el partido 1-1 cobró un penal absurdo que marcó el principio del fin.

Así estamos:
En la tabla
En los promedios
El fixture

jueves, abril 19, 2012

El panorama interno


Por Ariel Senosiain*

Responde Alejandro Nadur.

¿Qué lo llevó a interceder con la gente para que se calmara en el partido contra Merlo?
-Quería que no llegaran a las agresiones físicas, tratar de escucharlos. Hay hinchas de Huracán desanimados y otros, la mayoría, sufriendo. Y lo que escuché fue tremendo. Me transmitieron el temor que sienten después de tantos resultados negativos.
-¿En qué se equivocó usted en estos 9 meses?
-En no haber armado un plantel con pretensiones de ascenso.
-¿Necesitaron atender otros objetivos más allá de lo deportivo?
-Puede haber excusas, pero la realidad es la pobre cantidad de puntos que tenemos.
-¿Considera que sabe de fútbol?
-Estoy capacitado para resolver temas de administración económica, financiera, de recursos humanos y de toma de decisiones, que es lo que mejor realizo. En fútbol, mi estado es de aprendizaje.
-¿Cuánta plata había en la caja cuando asumieron?
-En el arqueo de caja cuando entramos en el club, sólo encontramos 1.500 pesos. Por su situación jurídica, en Huracán no existen cuentas bancarias. Pero sí embargos e inhibiciones. Y teníamos 10 millones de pesos a pagar en el corto plazo. La gestión de Babington dejó deudas económicas, deudas financieras, deudas institucionales, deudas sociales, deudas deportivas y deudas futbolísticas.
-¿Cómo se lleva con él?
-Lo vi solamente en dos reuniones de 2 minutos cada una. No fue él quien entregó el club a las nuevas autoridades. Fue una gestión para no olvidar, y saber cómo no debemos administrar a Huracán.
-¿Qué es lo que más lo sorprendió cuando entró en el club?
-La escasa cantidad de jugadores propiedad del club, los contratos demasiado altos, los procesos arcaicos en la gestión del club, y la desastrosa situación económica y financiera.
-¿Cuánto dinero dejó de recibir Huracán por el descenso entre televisión, sponsors y demás? ¿Y cuánto bajó el presupuesto de una categoría a otra?
-Dejó de percibir más de 25 millones de pesos pero el presupuesto no bajó. Aunque estamos en la B Nacional, seguimos con contratos vigentes y compromisos de contratos rescindidos de Primera División. En cuanto a televisión, cobrábamos 17 millones, y hoy en el Nacional B cobramos 4 millones de pesos, que recibió por adelantado la Comisión Directiva anterior. Compensamos con algo de ingeniería financiera y mucho de aportes de socios.
-¿Préstamos o donaciones?
-Nadie regala tanta plata. Por los montos de los que hablamos, no puede ser otra cosa que préstamos. Pero sin intereses.
-¿Usted cuánto dinero aportó?
-No quiero ni debo decir cuánto. Porque no estoy solo. Se trata de un grupo de socios que aporta. Es la única manera de equilibrar la balanza entre lo que entra y lo que sale. Tenemos un déficit mensual importante.
-¿En cuánto tiempo querrá que el club se la devuelva?
-Los socios solventes no esperamos la devolución a corto plazo.
-¿Y es lógico que un club viva de esa manera?
-Obviamente no lo es. Pero hoy es la única alternativa.
-----------------------------------------
“Huracán debió ser dueño de Pastore”
-Uno de los pases más polémicos de los últimos años fue el de Javier Pastore, al haberle correspondido una parte tan escasa al club. ¿Entiende que Simonian salió favorecido en la relación con Huracán?
-Sí. Huracán debió ser titular de los derechos económicos del jugador. Los dirigentes de los clubes debemos trabajar seriamente en los derechos de los clubes. Debemos unificar los derechos federativos y los derechos económicos, ambos deben ser de las instituciones. Seguramente Simonian en mayo devolverá parte de los ingresos obtenidos en su relación con la Comisión Directiva anterior.
-¿Confía en un empresario?
-Hay un acuerdo de palabra para que ceda el 5% de la parte del pase que le corresponde de la última venta.
-¿Es lógico que sea un acuerdo de palabra y no algo por escrito teniendo en cuenta las cifras que se manejan?
-Es lo que hay. Es el activo heredado de la Comisión Directiva anterior.

*Texto publicado en el diario Olé.

miércoles, abril 18, 2012

De aquella fiesta a esta angustia...



Ese festejo memorable sucediò hace casi cinco años, en Mar del Plata. Fue el principio del regreso a la A. Parece que fue ayer, pero desde entonces pasó de todo: el bochorno de San Juan, la épica reconstrucción frente a Godoy Cruz, el Día Mundial del Silencio en el regreso del clásico, el Centenario Quemero en Primera, la llegada de Don Angel, el maravilloso recorrido de Los Angeles de Cappa, El Despojo de Liniers, el vaciamiento interno de una penosa administración, el desmembramiento de un plantel para el aplauso, la desintegración del patrimonio, el descenso como consecuencia de manejos escandalosos, el dolor de volver a la B, la decepción de no protagonizar y esta angustia de tener que sumar para cumplir un objetivo ìnfimo para el Globo de Newbery, la permanencia en la segunda categoría.

Enfrente volverá a estar Aldosivi. El escenario será el mismo, el Mundialista José María Minella. La sensación es distinta a aquella de 2007. Nos duele -a mì, a todos- contar esta verdad: estamos peor que entonces. Peor que nunca.

Próxima fecha: Aldosivi-Huracán, en el Mundialista José María Minella. El viernes, desde las 19. Por la Fecha 30 de la B Nacional 11/12. Televisado.

martes, abril 17, 2012

La Feria del Libro, cita Quemera


Por quinto año consecutivo, el Club Atlético Huracán estará presente en uno de los eventos literarios y  culturales más importantes de habla hispana, la 38ª Feria Internacionaldel Libro de Buenos Aires. Desde este lunes 16/4, en la Oficina de Prensa del Club de 19 a 21hs o en el local de “Globomanía” (en la Sede Social – Av. Caseros 3159) están a la venta las entradas con descuento para la presentación del libro “Herminio Masantonio – Amor por la camiseta” de Néstor Vicente, cuyo valor será de $ 15.

De dicha suma, un porcentaje será destinado a la cuenta corriente de la Mutual de Veteranos del club, habilitada para reunir fondos para la reparación de los destrozos producidos por el pasado temporal en el Campo de Deportes “Jorge Newbery” (“La Quemita”).

Del 19 de abril al 7 de mayo próximos, en el Predio de La Rural, nuestro club contará con su stand, en el Pabellón Ocre, con la finalidad de continuar difundiendo su rico patrimonio deportivo, cultural e histórico, por medio de las distintas publicaciones que han ido presentándose en los últimos años.

En esta ocasión, el próximo 26 de abril, a las 20:30 hs., en la Sala “José Hernández” de la Feria, se presentará una reedición de la biografía del máximo goleador de la historia huracanense, “Herminio Masantonio – Amor por la camiseta” de Néstor Vicente. Un trabajo que incluirá dos nuevos prólogos, uno del actual Presidente del club, Alejandro Nadur, y otro del periodista Roberto Guidotti.

En dicho encuentro, además de evocar la figura del máximo artillero de la historia huracanense, los panelistas invitados (junto al autor del libro, los periodistas Roberto Guidotti, Gustavo Quinteiro y Waldemar Iglesias) reflexionarán sobre el legado de esta extraordinaria figura, con la mirada puesta en el presente y en el futuro de nuestro club. Al finalizar, se sortearán entre los presentes distintas prendas de la indumentaria oficial del club.

Por deseo de su autor, todo lo recaudado por la venta dlel libro “Herminio Masantonio – Amor por la camiseta” será destinado a la Subcomisión de Fútbol Amateur de la institución, a través de la Subcomisión de RRII y Cultura.

Acto Inaugural y presentación de la reedición del libro “Herminio Masantonio – Amor por la camiseta” – Jueves 26 de abril a las 20:30 hs. / Sala “José Hernández” /Feria del Libro de Buenos Aires (Predio La Rural) (Av. Santa Fe y Av. Sarmiento).

IMPORTANTE: Los medios que no hayan recibido la correspondiente invitación para cubrir dicho evento comunicarse vía este mail para combinar la entrega de la misma. Muchas gracias.

Para mayor información:

Subcomisión de Prensa: Tel.: 4911-9313 (de L. a. V. de 19 a 21 hs.) /Email:
prensa@clubahuracan.com.ar

Subcomisión de RRII y Cultura: Gabriela De La Fuente /Email: cultura@clubahuracan.com.ar

lunes, abril 16, 2012

Casasola, un futuro, un mensaje



Tiago Casasola, marcador central de la Sexta. Integrante destacado de unas Inferiores que están en pleno crecimiento (por el título Latinoamericano y por el notable arranca de la campaña 2012). Cuentan en Cataluña que lo está siguiendo el Barcelona. El diario Sport ya mencionó que está en la carpeta del gigante catalán. Es un principio. Y también una doble obligación: la de proteger el patrimonio y la de generar en Primera un espacio apropiado para que estos jóvenes lleguen y las circunstancias no los devoren.

domingo, abril 15, 2012

Nosotros, ellos y Beligoy



Hubo tres responsables del desenlace: nosotros, que somos capaces de hacer un gol en contra a modo de regalo; ellos, los millonarios, que incluso jugando mal siempre tienen un jugador de jerarquía a mano para que los rescate; y Federico Beligoy, quien dirigió pésimo y permitió que River terminara con 11 futbolistas en un encuentro en el que debía finalizar con ocho.

sábado, abril 14, 2012

En peligro


Temporada 11/12 - B Nacional, Vigésimonovena Fecha: Huracán 0-River 2, en el Monumental. Más allá del desarrollo, que no fue adverso, y del arbitraje, que fue penoso, la conclusión que dejó la visita a Núñez es clara: estamos en peligro. Y ya no hay lugar para tropiezos.

Rodrigo Battaglia, en acción, en el Monumental. Fue el mejor de Huracán. No merecía perder.

Así estamos:
En la tabla
En los promedios
El fixture

viernes, abril 13, 2012

El fantasma de Derlis...


Derlis Soto, futbolista bravo, hábil, rápido, verdugo de River con el Globo de Newbery en el pecho. Ahora, en la antesala de la visita al Monumental, su nombre regresa a la memoria. Lo que sigue lo escribí alguna vez en este mismo blog, mientras me tocaba visitar territorio paraguayo: 

Derlis Soto fue, seguramente, el mejor futbolista paraguayo que pasó por Huracán luego del memorable Atilio Mellone, máximo anotador del campeonato de 1944 y ganador de la Copa Competencia Británica del mismo año. En el caso de Derlis, que consiguió el ascenso a Primera en 2000, hay tres goles que lo marcaron para siempre: los tres fueron ante el mismo rival, River; y todos sirvieron para arruinarle el título a los de Núñez. Su recuerdo es el antídoto perfecto para cualquier cargada de los hinchas de La Banda. El primero de aquellos gritos sin olvido sucedió en el Apertura 2000, torneo que peleaban cabeza a cabeza Boca y River, que iba tras los pasos de otro tricampeonato. El equipo de Américo Gallego se imponía 1-0 ante Huracán en el Monumental, pero a poco del final, apareció Soto para sentenciar el 1-1 y dejar casi sin chances a River en la antesala de la última fecha del torneo. El segundo partido que lo tuvo como principal protagonista aconteció en la misma temporada, en el Clausura 2001, en el Ducó. River peleaba nuevamente el título, pero esta vez frente a San Lorenzo. Era lógico: durante la semana se había hablado mucho sobre si los jugadores de Huracán pondrían todo o dejarían intencionalmente algún punto en el camino para complicar al rival histórico. Pero apenas empezó el encuentro, se notó la intención de Huracán de llevarse por delante a su rival. Importaba más intentar el ingreso a la Copa Libertadores que perjudicar a San Lorenzo. Así fue que nuevamente el paraguayo Soto apareció para amargar a River. Sus dos goles sirvieron para ganar 3-2 en un partido muy emotivo. El otro tanto lo hizo Gerardo Morales, Caribito. Posteriormente San Lorenzo se consagraría de la mano de Manuel Pellegrini y gracias a ese triunfo de Huracán. En las calles de Buenos Aires, el canal Fox (entonces sponsor del equipo) pegó afiches con una frase que no sólo hablaba del pasado: "Grande se nace".

Y en las malas, mucho más...


Huracán se juega diez finales en lo que queda de la temporada. Mañana es la primera. Y allí estaremos. Como siempre. En las malas, mucho más...

jueves, abril 12, 2012

Un grito efímero y dos golpazos

Huracán empató el partido, en el comienzo del segundo tiempo, con un zurdazo de Jonathan Bustos. El festejo duró menos que una carrera de Usain Bolt: con una chilena de Maximiliano Barreiro (el verdugo, autor de los dos tantos), Deportivo Merlo consiguió su histórica victoria.

miércoles, abril 11, 2012

La bronca, el caos y las palabras

Sucedió en la cancha de Almagro, en José Ingenieros: la gente se hartó. Los hinchas que acompañaron al equipo en el partido clave frente a Merlo, un día de semana, en horario hostil, dijeron basta. Y hubo un rato de caos. Entonces llegaron las palabras del presidente Nadur. Y la calma, al menos por un rato. Pero quedó claro: esta situación es un inconveniente que sigue latiendo.

¿Adónde vamos?


Temporada 11/12 - B Nacional, Vigésimoseptima Fecha, postergado: Deportivo Merlo 2-Huracán 1, en Almagro. Es el peor día de la historia futbolística de Huracán. Nunca estuvimos tan mal, tan en el fondo (a cinco puntos del descenso directo a la tercera categoría). ¿Adónde vamos? Esa es la pregunta. No hay respuesta. Y eso es lo que preocupa. Lo que duele.



El después de la derrota frente a Merlo. Huracán, en un momento traumático. El zona de descenso a la B Metro está a cinco puntos.

Así estamos:
En la tabla
En los promedios
El fixture

lunes, abril 09, 2012

Todos por La Quemita



El temporal de la última semana dejó secuelas en La Quemita. Es tiempo de colaborar.

Algunos datos enviados por la comisión directiva:

"Por los destrozos en el campo de deportes Jorge Newbery producidos por el temporal que se registró el pasado miércoles, se decidió habilitar la cuenta bancaria de La Mutual de Veteranos, para que todos aquellos que quieran colaborar puedan hacer su aporte.

Cuenta Corriente Banco Ciudad, nro. 42666/4, Sucursal 42, Pompeya.
CBU 02900421 00000004266646

 Para quienes colaboren realizando un aporte a la cuanta bancaria, solicitamos que una vez realizado el deposito nos envien un e-mail con los siguientes datos: nombre, importe y fecha del deposito, a las siguientes direcciones: laquemita@clubahuracan.com.ar y a prensa@clubahuracan.com.ar desde ya agradecemos su ayuda."

sábado, abril 07, 2012

El toque de Milano; el blooper de Calviño

Mauro Milano muestra indicios de mejoría. Lucas Calviño sigue demostrando que le pesa el Ducó: volvió a equivocarse de manera inaceptable bajo el cielo de Parque de los Patricios. Eso fue lo mejor y lo peor de este 1-1 frente a Ferro, que no dejò casi nada.

viernes, abril 06, 2012

Silbidos y punto


Temporada 11/12 - B Nacional, Vigésimoctava Fecha: Huracán 1-Ferro 1, en el Ducó. Más de lo mismo. Más preocupación. Menos juego. Menos garantías de permanencia. Más errores inaceptables. Otro empate, para este invicto, el más desencantador de nuestra historia.

Así estamos:
En la tabla
En los promedios
El fixture

miércoles, abril 04, 2012

Inspiralos, Javier...

Javier Pastore, en estos días con la camiseta del PSG. Que sirva de inspiración para este Huracán de creatividad ausente.

domingo, abril 01, 2012

La vida de aquel gol de Morresi


Por Ariel Scher*
Mi buen amigo Arturo era un artista para quitarle la cáscara a las manzanas con un cuchillo finito, conocía de memoria cada intervención de la guitarra de Jimmy Page en Led Zeppelín y se las arreglaba como marcador de punta en cualquiera de los costados de la cancha. Sería justo decir que tenía bastante mérito en bastantes cosas y que todas sus tías podían juntar argumentos para alabarlo delante de las vecinas, inclusive de las vecinas que jamás reconocían los méritos de ningún sobrino ajeno. Sólo había una cuestión, una notoria, una especial, una que no era difícil para otra gente, en la que mi buen amigo Arturo fallaba. No sabía gritar goles.
No era un problema de voz ni, tampoco, de voluntad. Y, mucho menos, de falta de pasión. Mi buen amigo Arturo quería al fútbol tanto como a las dos novias que tuvo en su vida. Jugaba seguido, viajaba de memoria a la mayoría de los estadios y hasta dominaba el nombre de casi todos los delanteros del campeonato de España en los tiempos en los que nadie pronunciaba la palabra “globalización” y la televisión no pasaba los partidos desde Madrid o desde Barcelona con la misma facilidad que los de Avellaneda. La verdad es que mi buen amigo Arturo no sabía gritar goles y no había explicación.
Por el tiempo en el que mi buen amigo Arturo andaba en la transición entre su primera y su segunda novia, íbamos a la cancha juntos muy seguido, así que no resultó extraño que un día de noviembre, en lo mejor de la primavera de 1980, nos tomáramos uno de los colectivos que él conocía mejor que yo y partiéramos hacia la Bombonera. No me voy a olvidar jamás: jugaban Boca y Huracán.
Quiero aclararlo porque en esta etapa de fanatismos inconvenientes acaso no se entienda: ni mi buen amigo Arturo ni yo éramos de Boca o de Huracán. Fuimos porque la juventud nos regalaba fuerza, porque disfrutábamos de la experiencia de la amistad y porque nos tentaba la posibilidad del gran fútbol. Fuimos así, tan naturalmente, que no se me ocurrió preguntarle a mi buen amigo Arturo por qué, después de bajarnos del colectivo y de marchar unas cuadras, nos ubicamos en la tribuna de Huracán.
Lo sabe cada individuo que creció: cuando somos jóvenes estamos convencidos de que el tiempo nos pertenece y es eterno. Quizás por eso, creí que iba a retener para siempre cada imagen de ese partido. El fútbol de Huracán que fue impresionante, un gol de Roque Avallay parecido a otros buenos goles de Avallay, un gol de Brindisi que –como cada movimiento de Brindisi- a mi buen amigo Arturo y a mí nos certificaba que Brindisi transcurriría toda su existencia como crack, la cara de un gordo de la hinchada al que le abundaban los kilos y la alegría. De mi buen amigo Arturo, seguro, me quedaría la imagen de todas las veces: su análisis impecable, su placer ante cada jugada de calidad y, desde luego, su garganta cerrada, seca y muda en los momentos en los que miles y miles gritaban gol.
Ser joven, decía, abre la maravillosa puerta de sentirse dueño del tiempo, pero también empuja al error. Y yo, en ese partidazo, en plena Bombonera, me equivoqué. Nada de lo que enumeré –ni Avallay, ni Brindisi, ni un gol más que creo que hizo Candedo, ni el gordo ese de los muchos kilos y la mucha alegría- ocuparía el centro de mis recuerdos. Nada. Lo más importante todavía estaba por pasar.
Es verdad que no puedo precisar cuántos minutos iban. No puedo porque la circunstancia que siguió fue tan potente, tan asombrosa y tan inmensa que me dejó sin registrar la más mínima señal del reloj. A la distancia comprendo que aquel desentendimiento del reloj respondía a una lógica que hoy me surge transparente: ocurrió algo que detuvo el tiempo.
Yo lo vi. Lo vi con calma y como se ven las cosas que no sorprenden. Huracán metió su cuarto gol. Era el 4 a 1, una goleada que se correspondía con lo que había pasado, aunque se tratara de un resultado no frecuente, y menos aun para un equipo visitante que pasaba por la Bombonera. Tuve la percepción de que ese gol no le agregaba demasiado al partido, apenas unos granitos de sal sobre una ensalada que ya estaba lista. Y ahí radicó mi error. Cuando giré la cabeza para comentar la circunstancia, mi buen amigo Arturo no me ofreció ninguno de sus comentarios sabios e impecables.
Estaba gritando el gol.
Un sudor extraordinario me inundó las cejas y un frío indigno para noviembre me envolvió la piel. Lo enfoqué una vez: gritaba. Lo enfoqué dos veces: gritaba. Lo enfoqué tres veces: gritaba. La vez siguiente que lo enfoqué no sólo gritaba. Además, se aferraba en un abrazo con el gordo de la hinchada.
Repito que se me perdió la noción del tiempo y ese es mi argumento para no saber cuánto pasó hasta que mi buen amigo Arturo dejó de gritar. Sólo tengo en claro que en el instante en el que evalué que podía preguntarle qué había pasado, él se adelanto y, ronco y agotado, me dijo:
-Lo hizo el pibe Morresi.
Eso era, exactamente, lo único que yo sabía, que el gol lo había hecho un pibe, Morresi, jugador de Primera desde hacía muy poquito. O sea: mi buen amigo Arturo no me estaba contando nada que me permitiera entender nada. Nada que me ayudara a salir de pasmo y me iluminara las causas de lo que había sido el primer grito de gol que oí desde su garganta.
-Lo hizo el pibe Morresi… ¿Y qué?-, le repliqué, bordeando la indignación por su falta de precisiones.
Entonces, mi buen amigo Arturo se me arrimó a la oreja con la pobre voz que le quedaba, logró otra vez que el tiempo permaneciera detenido, puso en suspenso cada uno de los otros sonidos que daban vuelta en la Bombonera, y me ofrendó las palabras más reveladoras, más nobles y más extraordinarias que escuché en toda mi vida en las canchas:
-Lo hizo el pibe Morresi. Juega fenómeno y, además, le ganó a todo. Tiene un hermano desaparecido, se lo desaparecieron estos hijos de puta que todavía están en el poder. Un día se van a tener que ir, te lo juro. Para mí, este gol es un mensaje. Es un gol de la vida.
De lo que sucedió de allí en más, sólo tengo claro que enseguida resolví que mi buen amigo Arturo me hablaba de algo que yo sabía y no sabía, de una escena que yo no ignoraba del todo pero, a la vez, no terminaba de mirar. También resolví, aunque no con la precisión con la que puedo expresarlo ahora, que hay épocas en las que la injusticia se disfraza de normalidad, pero que los disfraces nunca duran hasta la eternidad.
Un ratito más tarde, hicimos el camino de regreso. Fuimos desde la cancha hasta el colectivo y desde el colectivo hasta nuestras casas. Durante todo el viaje, no conversamos. Yo iba silencioso y pensativo. Mi buen amigo, en cambio, se la pasó con la garganta encendida. Al principio, pensé que tarareaba uno de los solos grandiosos de la guitarra de Jimmy Page. Después me di cuenta de que, desde el fondo del alma, seguía gritando gol.

Nota: el relato refiere a la victoria de Huracán en La Bombonera por 4-1, en 1980.

*Ariel Scher es periodista y docente. Editor del diario Clarín. Y autor de la columna De Rastrón, en el mismo diario.