domingo, septiembre 24, 2006

1903/1911: Los días fundacionales


El 25 de mayo de 1903, frente a la casa de Tomás Jeansalles, un grupo de jóvenes de Nueva Pompeya, en su mayoría alumnos del colegio Luppi, fundan un club de fútbol con un nombre insólito: “Verde esperanza y no pierde”. Algunos otros relatos señalan que ese hecho sucedió entre dos y cuatro años más tarde. La historia, casi con carácter de leyenda, cuenta que fueron hasta una librería de la Avenida Sáenz, en Nueva Pompeya, con la intención de comprar un sello de goma con el nombre del club. Pero no pudieron. La versión más aceptada sostiene que no les alcanzó el dinero (dos pesos con cincuenta) para tal cantidad de letras y que el librero (un tal Richino) les recomendó un nombre más corto, ya que el elegido era muy extenso para denominar a un club de fútbol.

Entonces, como en una de las paredes había un almanaque (o publicidad, según otros relatos) con la leyenda “El Huracán” los jóvenes de Nueva Pompeya se decidieron por ese nombre. El primer sello del club fue “Club Uracan. Calle Ventana 859”. Algunos señalan que la omisión de la letra se debió a que no alcanzaba el dinero para otra letra; otros indican que se trató de una omisión del librero. Existen testimonios, surgidos de la reseña histórica realizada en 1931, de que en esas jornadas se determinó que el primer presidente del club sería J. Caimi; el secretario, Gastón Brunett y el tesorero, Tomas Jeansalles. A su vez, A. Villar fue nombrado capitán del equipo y como subcapitán, Dellisola, quien luego participaría del partido decisivo en el que Huracán ascendió a Primera, en 1913. Además, en la reconstrucción que realiza Jorge Newton en 'Historia del Club Atlético Huracán', se indica el rol clave de Américo Stefanini en la primera fundación.

En sus primeros días, Huracán solía formar con: Verni; Lerov, López; Fariña, el capitán Villar, Gurruchaga; Dellísola, Salgado, Luján, Fernández y Cambiasso. Pronto se sumarían figuras emblemáticas de ese tiempo como Mario Bassadone, Agustín Alberti, Pedro Martínez, Laurenzano, Chiarante... Los partidos fundacionales, casi de potrero, tuvieron lugar en un terreno de la calle Cachi entre Traful y Ancaste. El club no contaba con territorio propio.

Los pagos huracanenses no se identificaban con exactitud como Parque de los Patricios (creado más tarde). Se trataba aún del barrio de los Corrales Viejos, Mataderos del Sur. Justo Sáenz (h), en el libro "La amistad de algunos barrios", evoca esa época: "Barrio de los Corrales Viejos, escuela de visteadores y malambistas... constante pesadilla de la comisaría seccional y cliente conspicuo del Hospital San Roque (Ramos Mejía)... era el chinerío del pueblo de las Ranas y La Quema... en 1909 y 1910, siendo casi niño alcancé a conocerlo viniendo a caballo de la Provincia..."

Años más tarde se realiza la segunda (definitiva y oficial) fundación. Se lleva a cabo en 1908. Pero las actas fundacionales se redactan en los dos años posteriores. Un acta que permanece en la sede del club dice: “Fúndase en Buenos Aires con fecha 25 de mayo de 1903 el Club Atlético Huracán y reorganizado el 1 de noviembre de 1908, con el fin de fomentar el juego, especialmente el football ”. El acta lleva las firmas del presidente José Laguna y del secretario Alberto Rodríguez. En este texto también se aclara: "Los distintivos que usará el Club serán los siguientes: en el football camiseta blanca con el distintivo del Globo de Huracán..." El globo de Newbery que llevaba ese nombre fue comprado en junio de 1909. Por lo que se infiere que tal acta fue redactada luego.

En 1911 los sueños fundacionales parecen comenzar a resquebrajarse. Por ejemplo, no hay secretaría por falta de local, por lo que las reuniones se realizan en diferentes domicilios: Patagones 3066, Liniers 2370 y otras direcciones particulares de los integrantes del club. Y la cancha sigue siendo un potrero.
En lo deportivo, en cambio, Huracán ya era un protagonista central de su zona de influencia. En mayo de 1911 Jorge Newbery es designado Socio Honorario del club, ya que se había convertido en su gran benefactor. Simultáneamente se solicita a la Municipalidad el préstamo de un terreno en la calle Arenas (hoy Almafuerte), cercano a la estación de ferrocarril Sáenz, para construir la cancha que permitiera jugar en la Asociación Argentina. El propio Newbery, habitante del barrio de Belgrano, se encarga de encabezar la gestión.

El plantel de Huracán, en 1911. Días de nacimiento.


Fuentes y agradecimientos de la serie "año por año": 'El Sexto Grande' y 'Del Globo y de La Quema', de Néstor Vicente; 'Historia del Fútbol Amateur en la Argentina', de Jorge Iwanczuk; base de datos de www.rsssf.com; Historia del Club Atlético Huracán (1908-1968), de Jorge Newton; Centro para Investigación de la Historia del Fútbol (CIHF) y Oscar Barnade, periodista de Clarín. Algunos textos de esta serie fueron modificados, corregidos o reescritos en ocasión de la realización del libro del Centenario de Huracán, publicado por Clarín en 2008.